ACTUALIDAD INTERNACIONAL

Acusado de femicidio fue asesinado con agua hirviendo en Argentina

El único detenido del caso, donde existen otros 8 imputados fue atacado en la cárcel.

Un hombre que estaba imputado por el femicidio de una joven en abril de 2017, falleció luego que fuera atacado con golpes y luego agua hirviendo, en la cárcel de Sierra Chica, en Argentina. El acusado esperaba el juicio por el crimen de Araceli Fulles, un caso que se siguió por los medios de comunicación trasandinos.

El acusado, identificado como Darío Gastón Badaracco, murió a raíz de las serias heridas con las que quedó después de la agresión ocurrida el 7 de abril. El parte médico que entregó el hospital era que había quedado con 60% de su cuerpo quemado.

Según publica el medio Clarín, Badaracco se encontraba en la celda 766, en el pabellón 10 del centro penal donde sus compañeros “lo golpearon, lo patearon y le tiraron agua hirviendo sobre el rostro, tórax, abdomen, región inguinal y piernas”.

“Son problemas de presos y los teníamos que arreglar así”, habrían dicho los responsables del ataque, según consignó el mismo medio.

El reo fallecido era el único detenido de una investigación en la que hay otros ocho imputados, quienes serían cómplices del delito de femicidio.

Cabe informar que Araceli Fulles desapareció el 2 de abril de 2017 y 25 días después apareció su cuerpo en el patio de la casa del imputado que se encontraba detenido. El sujeto, antes de ser sorprendido, había declarado en calidad de testigo en tres ocasiones. CHH