ACTUALIDAD LOCAL

Acusan que Aguas Santiago Norte usó “autorización trucha” en Declaración de Impacto Ambiental

Denuncian que la planta de aguas servidas que sería instalada en Colina, utilizaría en caso de emergencia un canal de los agricultores sin su autorización.

El presidente y la directiva de los Canalistas de Reina Sur, ingresaron un oficio al Servicio de Evaluación Ambiental, donde señalaban que desconocen una supuesta autorización, dada por ellos, en la que permitirían a la empresa Aguas Santiago Norte, verter las aguas servidas y sin procesar, en un canal que utilizan los agricultores de la zona, esto en caso de que haya una emergencia, tal como el colapso de sus servicios o una inundación producto de fuertes lluvias.

Sin embargo los agricultores y usuarios de este canal y de esas aguas fueron tajantes: No tenían la más mínima idea de esta autorización. Así lo comentó esta tarde en la Mesa de Noticias (min 1:01:38) de Chicureo Hoy, el Concejal Andrés Vásquez, quien afirmó que “este proyecto para poder eliminar las aguas, en caso de emergencia, tenía una autorización trucha y absolutamente trucha, de una persona que no es ni presidente ni nada de la Asociación de Canalistas Río Colina y que se hacía presentar como presidente, un señor de apellido Ruiz-Tagle, quien presentó a la empres sanitaria una autorización para poder -en caso de emergencia- que las aguas no tratadas cayeran a un canal, que se llama Canal Reina Sur”.

El problema es que dicho canal, está conectado con los agricultores y “existía esta autorización para poder verter las aguas no tratas en este canal” complementa el edil. Agrega Vásquez en conversación en la Mesa de Noticias que “ante este nuevo antecedente, el movimiento ‘no a la farfana en Colina’, fue a preguntar a los canalistas de Reina Sur y Regantes Reina Sur, si ellos realmente habían tomado conocimiento de este tema y nos dijeron que no sabían nada, que no tenían idea de esta autorización, y logramos con fecha 27 de abril ingresar un oficio por parte del presidente y la directiva de los canalistas Reina Sur, una carta al Servicio de Evaluación Ambiental, donde desconocen esta autorización trucha, que tal como lo señala este oficio, ellos no tenían ni la más mínima idea de esta autorización” confidenció.

La autorización de la polémica se encontraba dentro de la Declaración de Impacto Ambiental, que fue ingresada en octubre del año 2017, en la que los canalistas de Río Colina, daban autorización, con firmas del presidente y representantes de la asociación de Río Colina, a que la sanitaria activara el bypass en caso de emergencia y verter así las aguas en el canal Reina Sur.

“La Comunidad de Aguas Ex Fundo Reina Sur señalan que ellos no tenían idea de esta autorización, que nunca había pasado por la directiva y les señalan aquí que la directiva de comunidad de Aguas Ex Fundo Reina Sur, desconoce y resta validez jurídica a dicha autorización, ya que nuestros asociados serán los afectados de dicha descarga en caso de emergencia”, señala Vásquez, quien ha tomado un rol protagónico entre los vecinos de dicho sector, que quieren frenar a toda costa la instalación de la sanitaria.

Tras ingresar el oficio, los canalistas enviaron la información a la Dirección del Servicio de Evaluación Ambiental, en tanto el concejal remitió una copia a la directora de la Dirección General de Aguas (DGA). Con esto afirma Andrés Vásquez que “nadie nunca más puede pasarse de listo con los agricultores, desde este momento hemos marcado un antes y un después. Nunca más que venga una persona a querer vulnerar el estado y la organización de los agricultores en Colina” comentó con euforia.

Certificado de factibilidad de proyecto inmobiliario

Además del problema anteriormente expuesto, la autoridad comunal mostró en cámara un documento que fue conseguido por el movimiento “No a la farfana en Colina”, que se titula Certificado de Factibilidad N°1 del año 2018, donde la sanitaria Aguas Santiago Norte, señalaba que es viable el proyecto inmboliario Puerta Norte, que busca emplazarse dentro de la concesión de la empresa. Fue por ello que decidieron entregar la información a la Superintendencia de Servicios Sanitarios y a la DGA, planteando una pregunta “¿es posible que una empresa que no tiene su resolución sanitaria aprobada, pueda emitir certificados como este a las inmobiliarias que se quieren instalar en el sector centro de Colina?”.

El concejal se responde “Yo creo, y por eso justamente hemos hecho la consulta jurídica a la Superintendencia de Servicios Sanitarios, que esto no es posible, pero queremos que la autoridad nos diga aquello” afirmó.

Ya van 57 observaciones al proyecto

Durante este tiempo, el movimiento que busca frenar la construcción de la planta, ha trabajado en identificar posibles errores encontrándose con la sorpresa de que hay “nuevos antecedentes de errores garrafales en la Declaración de Impacto Ambiental, que dicen relación con la operación misma de la planta y dicho sea de paso, todas las otras -alrededor de 57 observaciones- que ya ingresamos en su minuto durante el mes de marzo al SEA”.

“Esta Declaración de Impacto Ambiental, que se ingresa por primera vez en julio, y que luego se reingresa en el mes de octubre tiene errores garrafales. Nosotros creemos y la comunidad cree que está declaración de Impacto Ambiental debe ser retirada por la empresa y si desean llevar adelante su proyecto, que lo ingresen bajo la modalidad de Estudio de Impacto Ambiental, con participación ciudadana”, concluyó el concejal Andrés Vásquez. CHH