ACTUALIDAD LOCAL

Aguas Santiago Norte sobre olor de planta de aguas servidas: “las concentraciones son apenas perceptibles”

Gerente general de la compañía sostuvo que pretenden ‘beneficiar a más de 15.000 habitantes de Colina’.

El proyecto “Reina Norte” de la empresa Sanitaria Aguas Santiago Norte, de la familia Johnson Undurraga, es un vecino que los habitantes de Colina no quieren tener. El conflicto se instaló precisamente entre los habitantes que vivirían a solo metros del lugar, sin embargo, la mayoría de la comuna se muestra en desacuerdo con esta construcción. Cabe destacar que la compañía cuenta con un potente portafolio de inversiones, que contemplan proyectos inmobiliarios y sanitarias, de hecho tienen la concesión en Batuco y Puchuncaví.

La inversión será de US$1,5 millones según se estipula en la ficha del proyecto que está en el Servicio de Evaluación Ambiental,  y las cosas van algo avanzadas porque en enero ya obtuvo concesión.

El punto de conflicto entre vecinos y empresarios, es que desde la sanitaria afirman en su Declaración de Impacto Ambiental (DIA) – que fue entregada el 17 de noviembre del 2017- que la planta no genera grandes impactos medioambientales, por lo que no sería necesario hacer un Estudio de Impacto Ambiental (EIA). Este último, significaría un gasto mucho mayor de tiempo y es más complejo que el entregado, ya que además deben exponer en él, compensaciones, mitigaciones y reparaciones, lo que podría tardar hasta tres años consigna el diario La Segunda en su edición impresa.

“No a la farfana de Colina” lleva como nombre el movimiento de grupos de vecinos quienes buscan de alguna forma detener el avance de este proyecto. Los manifestantes, enviaron un documento al director (s) del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) para que la empresa realice un EIA ya que afirmaron en dicha ocasión que “existe riesgo para la salud de la población, debido a la cantidad y calidad de efluentes, emisiones y residuos”. Agregaron que la planta está “próxima a la población, recursos y áreas protegidas”. Revisa aquí el documento No a la Farfana de Colina

En los archivos presentados por Aguas Santiago Norte en tanto, señalan que no habría problemas para las zonas habitadas y que no existiría el mal olor. “Para determinar el área de influencia de las emisiones odorantes, se realizó una modelación de la dispersión de los olores en el área de estudio”, concluyen que “no presentan afectación a la población, ya que las concentraciones son apenas perceptibles”.

En conversación con el Diario La Segunda, el gerente general de la compañía sanitaria, Enrique Guevara, puntualizó que han socializado el proyecto con las comunidades, como “la Junta de Vecinos de Villa Las Araucarias, vecinos de nuestro proyecto, al comité de agua potable Reina Norte y la Asociación de Canalistas del sector”.

Argumenta al diario que es publicado en la tarde, que pretenden “beneficiar a más de 15.000 habitantes de Colina que ocuparán las viviendas que se conectarán a nuestras plantas, por lo que esperamos ser un aporte a la comuna de Colina así como lo hacemos en los otros proyectos en los que estamos”, dijo Guevara.

El alcalde de Colina, Mario Olavarría, también habló con el medio, y señaló que habían realizado exigencias a la sanitaria en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), que es el encargado de dar el permiso o negarlo. “El proyecto debe evitar cualquier tipo de contaminación atmosférica, debe controlar la emisión de malos olores al ambiente, en particular en sus
alrededores”, concluyó. CHH.