ACTUALIDAD NACIONAL

Aplausos y emotividad por visita del Papa Francisco a reclusas de San Joaquín

El Sumo Pontífice fue recibido por las reclusas y sus hijos, a quienes bendijo al inicio de la ceremonia

Una de las actividades programadas en el marco de la visita del Papa Francisco era la asistencia al Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín, en el que las reclusas sintieron la emoción de escuchar las palabras del pontífice, junto con entregarle sus visiones sobre las cárceles en Chile.

Al comienzo del encuentro, el Papa bendijo a las internas junto a sus hijos, mientras ellas entonaban canciones para su recibimiento. Ante esto, Francisco declaró “gracias por lo que hicieron y gracias por la oportunidad que me dan de visitarlas, para mí es importante compartir este tiempo con ustedes y estar más cerca de tantos hermanos nuestros que están privados de libertad”.

Una de las instancias más emotivas fue cuando la reclusa Nelly León realizó un discurso en el que señaló que “aquí representamos a los 50 mil hombres y mujeres pobres encarcelados, porque lamentablemente en Chile se encarcela a la pobreza”.

Luego del discurso y de otras intervenciones, el Sumo Pontífice respondió que “estar privadas de libertad no es sinónimo de pérdida de sueños ni esperanza. Ser privado de libertad, no es lo mismo que estar privado de dignidad. Nadie puede ser privado de la dignidad”.

También habló del perdón, “sin la cual nos deshumanizamos perdemos la conciencia de que nos equivocamos y que cada día estamos invitados a volver a empezar”, afirmó.

Junto con esto, hizo un llamado a que las internas lucharan contra los mecanismos de cosificación: “ninguno de nosotros es cosa, somos personas, no nos dejemos cosificar, no somos un número”, finalizaba entre los emocionados aplausos de las reclusas del recinto penitenciario. CHH