ACTUALIDAD NACIONAL

Asalto en Monticello: La historia del ludópata que jugó una semana en el casino

“Había perdido aproximadamente 15 millones de pesos en menos de una semana, lo que lo descontroló”, dijo su abogado Eduardo Navia.

Foto: Cooperativa

Gran conmoción generó el último episodio delictual ocurrido la madrugada de este martes al interior del casino Monticello, en la región de O’Higgins. Con el correr de las horas se conoció que el responsable del episodio, donde un guardia terminó herido a bala, es un ciudadano palestino identificado como Stiven Mi Abuamsha.

De acuerdo a algunos antecedentes relatados a 24 Horas por el defensor penal público, Eduardo Anasco, este hombre de 39 años llevaba alrededor de una semana literalmente viviendo en el recinto de la comuna de San Francisco de Mostazal, y padecería algún tipo de patología siquiátrica que tendría influencia en su ludopatía.

Respecto al modo de actuar del sujeto, las investigaciones señalan que tras perder millones de pesos apostando, durante la madrugada decidió entrar armado al casino por una puerta no habilitada y quemar una alfombra al interior del recinto para llamar la atención de los guardias.

Fue ahí cuando se dirigió a la sala de juegos perpetuando un disparo al cielo del establecimiento. Enseguida intentó robar fichas de una mesa de Black Jack, sin embargo la acción fue frustrada por un encargado de seguridad que mantuvo un forcejeo con el individuo, minutos antes de que fuera detenido. Pese a que se logró su captura, lo lamentable es que durante la disputa hirió de bala en el tórax a otro guardia.

Perdió $15.000 millones que le envió su familia. 

Las investigaciones posteriores de la policía concluyeron que el hombre consiguió dinero con su familia desde Palestina para regresar a su país de origen. No obstante, los 15 millones recibidos los perdió apostando en el casino. Sobre este último punto, el defensor Anasco postula que el asaltante no habría actuado en plena conciencia, ya que “él entiende que el casino le quitó el dinero perdido”.

Un testigo aseguró que el sujeto “sacó un arma, se volvió loco y disparó hiriendo a un guardia”. La fuente agrega que sintió cerca de cinco balazos, lo que es corroborado por Carabineros.

La institución además constató sobre el individuo que no contaba con antecedentes policiales previos, sino que sólo ha tenido detenciones por lesiones y daños, de acuerdo a lo que indica La Segunda.