ACTUALIDAD

Candidata a concejala por Colina critica floreros y pide mayor inversión en seguridad

María Cecilia Riedel es independiente pero va en la lista de Evópoli.

Por Lorena Olivares, periodista Chicureo Hoy.

María Cecilia Riedel es una de las tres personas que conforman la lista de candidatos a concejal en Evópoli. Es profesora y desde hace diez años vive en Colina. Ésta es su primera incursión en la política y dice que su principal motivación viene su cercanía con la parte social de la comuna.

Dice ser cercana a las ideas de derecha, razón por la cual decidió ir en la lista de candidatos de Evópoli. “Es un partido que se acerca a la realidad que estamos viviendo”, afirma. Sin embargo, aclara que el financiamiento de su campaña viene de su bolsillo y no del conglomerado político. “Hasta el momento he gastado 300 mil pesos en imprimir volantes. El apoyo del partido viene con charlas, capacitaciones y difusión de mis redes sociales”.

Una de sus propuestas es la construcción de un canil municipal, ya que asegura que es común en la comuna que muchos perros sean abandonados en sitios eriazos. “Pero que esto no se entienda como un lugar para ir a tirar a los perros. La idea es que cuente con profesionales que puedan tratar a estos perritos y sean dados en adopción”, aclara Riedel.

Parte de sus preocupaciones es la delincuencia y aunque asegura que es un problema país no duda en apuntar responsabilidades hacia la Municipalidad de Colina. “En vez de poner los famosos floreros en todos los postes, en donde la mitad está seco y son cambiados constantemente, ¿por qué no se colocan cámaras de seguridad?”.

Pero la municipalidad tiene programas de ese tipo, alarmas comunitarias, autos de vigilancia y tiene coordinación con las juntas de vecinos.
“Pero se pueden hacer más cosas”.

 

Su acercamiento con el plano social vino luego de trabajar en el programa “Abriendo Caminos” del Ministerio Desarrollo Social y Planificación (Mideplan) en conjunto a la Municipalidad de Colina, el cual consistía en la reinserción de los familiares de los internos de la cárcel. “Con esta experiencia también empecé a ver la diferencia que hay entre Chicureo y Colina”, confiesa.

María Cecilia es profesora del colegio municipal Marcos Goycolea y sus hijos han estudiado en el Instituto Chacabuco y Desirée. “Veo que la gente estigmatiza a los colegios de Colina y resulta que son excelentes establecimientos que entregan todas las herramientas, tal vez muchos no lo ven. Yo pudiendo pagar un colegio particular, quiero que mis hijos vayan a un lugar en donde puedan convivir con distintas realidades, porque de eso se trata la vida”.

Colina tiene dos realidades socioeconómicas marcadas con necesidades distintas y existen prejuicios para ambos lados,¿cómo se puede trabajar en la integración de la comuna en ese plano?
“Creo que la diferencia económica que hay es muy grande. En Colina muchas mamás trabajan de nana en Chicureo, ¿qué haces contra eso? Sería poco franco de mi parte decir tratemos de hacer una comuna maravillosa e integrada, eso es una utopía”.

Al ser consultada sobre la gestión del alcalde Mario Olavarría, dice que ha estado bien y a pesar que destaca la creación de la clínica dental escolar, lamenta que ésta solo sea para los colegios que están afiliados a la Corporación Municipal: “ojala pudiera ser para todos los niños, porque esa materia es muy cara”, finaliza.  CH H