ACTUALIDAD NACIONAL

Carabinera acusada de patear a embarazada y provocarle aborto quedó en libertad

El Tribunal dejó a la cabo segundo de Fuerzas Especiales, con arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima.

Durante este lunes fue la formalización por apremios ilegítimos y tortura, de la cabo segundo Thiare Vergara, de la dotación de Fuerzas Especiales de Carabineros, quien es acusada de una brutal agresión, que habría provocado un aborto a una mujer embarazada de cinco semanas, quien quedó en medio de una marcha estudiantil en 2016.

La suboficial que aún forma parte de la institución, es acusada de realizar una patada en la zona vaginal en contra de María Paz Cajas, quien a raíz del golpe, sufrió sangramiento y un posterior aborto, como lo expresa un informe del Servicio Médico Legal.

La víctima declaró a Cooperativa que “en este caso no hubo disculpas, no hubo nada, ni de Carabineros, ni de nadie, solamente cuando ocurrió el hecho me estaba buscando Carabineros, pero entenderás que con lo que había vivido estaba en un estado de shock”.

Agregó que “creo que es peligroso tener funcionarios así en la calle, ellos están para protegernos”, afirmó la joven.

El fiscal Cristián Soto, de la fiscalía Centro Norte, manifestó que “requería una investigación al respecto, las circunstancias en que se producía su detención y este aborto y las lesiones a la víctima, y también la denuncia que se realizó en su contra por la agresión a Carabineros”.

Según la defensa de la carabinera, el ataque ocurrió en medio de una marcha estudiantil en Santiago, donde la mujer de 34 años que estaba embarazada, fue detenida por la cabo segundo Vergara, luego que la víctima intentara evitar la detención de otros manifestantes.

Tras la jornada, el Tribunal determinó que la suboficial quedara con arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima y a su familia, mientras dure la investigación, que en un inicio fue fijada en 60 días. CHH.