ACTUALIDAD

Donald Trump nuevamente en la polémica

El candidato republicano suma nuevas denuncias por acoso sexual.

Varias mujeres han acusado públicamente al candidato republicano Donald Trump, de haberse propasado sexualmente con ellas. La periodista de la revista People, Natasha Stoynoff, denunció que el aspirante a la Casa Blanca, abusó de ella en el 2005 durante una entrevista que le hizo a él y su esposa Melania, que en ese entonces estaba embarazada.

El hecho habría ocurrido en diciembre del 2005, cuando Stoynoff viajó a Florida para entrevistar a la pareja con motivo de su primer aniversario de nupcias. En el hotel Mar-a-Lago comenzaron con una sesión de fotografías, manifestando su felicidad en su primer año de matrimonio.

La situación se habría detonado cuando la mujer de Trump se tomó un descanso y quedaron solos. En ese momento el magnate le mostró la mansión y le explicó que había una habitación que tenía que conocer. “Entramos solos a la habitación, y Trump cerró la puerta detrás nuestro. Me giré, y en segundos, él me empujó contra la pared, y metió su lengua hasta mi garganta”, añadió la periodista, quien dijo que Trump estaba “gordo” y que no pudo hacer nada para frenarlo.

Según señala la periodista Natasha Stoynoff, mantuvo esta situación en silencio, ya que se encontraba “avergonzada” y “temerosa” de lo que Trump pudiera hacer.

El diario The New York Times, citó a otras dos mujeres que aseguran haber sido víctimas de toqueteos del magnate en el pasado. Una de ellas es Jessica Leeds, quien afirma que hace más de 30 años el candidato empezó a toquetearla en un vuelo hacia Nueva York “era como un pulpo, sus manos estaba en todas partes, fue un asalto, aseguró Leeds.

Desde Ohio, Rachel Crooks relató un incidente similar. Cross era la recepcionista en una empresa de la Torre Trump en Manhattan el 2005, donde un día se topó con el magnate en el ascensor. Según su relato, se habría presentado y le estrechó la mano, no conforme con eso, habría comenzado a besarla en la mejilla para luego pasar directamente a su boca “fue totalmente inapropiado, me molestó tanto que pensara que yo era tan insignificante que podía hacerlo” agregó Crooks.

Por su parte, los portavoces de la campaña republicana han desmentido los hechos, alegando que son “relatos de ficción” y “ataques políticos”.CH H.