ACTUALIDAD

El ABC inmobiliario de la Reforma Tributaria

Impuesto incrementará hasta un 12% el valor de las propiedades.

Por Lorena Olivares, periodista Chicureo Hoy.

En enero de 2016 la Reforma Tributaria entra en vigencia y junto a ella habrá un alza en la compra y venta de las viviendas, tanto usadas como nuevas.  Pero en detalle ¿qué significa esto y cómo afectará a quienes deseen comprar e incluso arrendar el próximo año?  La directora de Engel & Völkers  María Cristina Ercilla, lo explica de manera simple.

¿El  impuesto  se  aplica  a  propiedades  usadas  o  sólo  a  propiedades  nuevas?
Aplica  a  ambas  desde  el  1  de  enero  de  2016  donde  ambos  tipos  de  propiedades  tendrán  que  pagar  el  impuesto.  El  efecto  para  el  comprador  será  de  un  incremento  de  un  12%  del  valor  actual  de  las  propiedades, sufriendo  el  mayor  impacto  las  viviendas  entre  las  1.000 UF  y  las 3.000 UF  aproximadamente.

Para  el  caso  de  viviendas  nuevas, aquellas que  alcanzan  en  valor  de  compra  más  la construcción  de  3.000  UF  ($ 80  millones), van tener que pagar IVA de un 2,4%. En tanto, las que llegan  a  los  $ 166  millones,  por  ejemplo,  aquí el  alza  de  los  impuestos  va  a  ser  de  un  12%. Y para  el  caso  de  viviendas  usadas sí pagarán  IVA,  pero excluye  los  terrenos  e  incorpora  el  concepto  de  “vendedor”  es  decir,  aquellas  personas  naturales  o  jurídicas  que  se  dediquen  en  forma  habitual  a  la  venta  de  bienes  corporales  inmuebles,  sin  que  necesariamente  una  empresa  constructora.

¿Cómo afecta  el  impuesto  al  comprador?
En  un  100%,  es  un  impuesto  que  debe  pagar  el  comprador  y  el  vendedor  podrá  descontar  el IVA  pagado  de  sus  compras.

¿Es  hoy  un  buen  momento  para  comprar?
Sí, la  adquisición  de  departamentos  y  casas  se  sitúa  en  su  nivel  más  alto  en  los  últimos  10  años.  Pero,  el  precio  de  los  inmuebles  aumentará  entre  4%  y  12%  en  2016.  La  Reforma  Tributaria  estipula  que  las  empresas  inmobiliarias  tendrán  que  pagar  IVA  por  la  venta  de  viviendas  nuevas  a  partir  de  enero  de  2016.  Un  sobrecosto,  como  es  lógico,  se  traspasará  a  los  consumidores    por  ello  hoy  es  el  mejor  momento  para  comprar,  considerando  eso  si  las  alternativas  de  créditos  vigentes  en  el  mercado  financiero.

Una  vez  aplicado  el  impuesto  ¿será  más  conveniente  comprar  o  arrendar?
La  Reforma  Tributaria  tendrá  un  impacto  no  sólo  en  el  alza  de  los  precios  de  las  viviendas,  si  no  también,  en  un  aumento  en  el  valor  de  los  dividendos,  en  mayores  restricciones  crediticias  y  finalmente  vía  un    incremento  en  el  valor  de  los  arriendos. Para  los  interesados  en  comprar  conviene  porque  las propiedades  nunca  bajarán  de  precio  a  puntos  negativos  del  precio  inicial,  salvo  una  debacle  económica-política  en  el  país,  la  cual  no  es  probable  que  suceda,  ya  que  en  general,  Chile  es  un  país  estable  y  bien  estructurado.

Por  su  parte,  algunos  recomiendan  arrendar  por  un  año  renovable  ya  que    cuando  el  mercado  se  ve  incierto,  con  señales  político-económicas  tan  dispersas  y  poco  claras,  lo  mejor  es  tomar  distancia  antes  de  tomar  una  decisión  tan  importante  como  adquirir  una  vivienda.

¿Este  impuesto  será  beneficioso  o  perjudicial  para  el  mercado?
En  un  rubro  como  el  de  la  vivienda,  donde  los  precios  son  competitivos,  necesariamente  los  valores  de  las  viviendas  subirán.  En  segundo  lugar  la  aparición  del  IVA  obligaría  a  los  bancos  a  requerir  un  mayor  pie,  al  tener  la  garantía  hipotecaria  con  un  valor  base,  más  el  impuesto  de  incierta  recuperación,  limitando  con  ello  el  acceso  a  la  vivienda  de  los  sectores  de  ingresos  bajos  y  medios.  En  tercer  lugar  se  expropiará a  muchas  familias  parte  importante  de su  patrimonio  cuando  decidan  vender  su  bien  raíz,  desincentivando  la  venta  de  propiedades  usadas  para  configurar  terrenos  aptos  para el  desarrollo  de  proyectos  de  densificación  al  recargar  mayor  su  valor  o  plusvalía  con  un  impuesto  de  hasta  35%.

Los  terrenos  al  hacerse  más  escasos  y  caros,  aumentaran  el  valor de  las  nuevas  construcciones.  La  gente  mayor  ya  no  querrá  vender  sus  propiedades,  (casonas)  para  vivir  en  un  departamento  por ejemplo,  ya  que  deberían  pagar  un  impuesto  de  hasta  el  35%  y  la  nueva  propiedad  (departamentos  elegidos  por  este  sector  de  la  sociedad)  tendrá un  costo  más  elevado. CH

×