ACTUALIDAD

El “cartel del confort” fue maquinado en Chicureo

Datos entregados por la Fiscalía Nacional Económica dan cuenta que el primer encuentro fue en el año 2000 en un club del sector sur de Colina.

Fue hace una semana cuando se conoció el denominado “cartel del confort”, en donde las compañías más grandes en la materia se coludieron por diez años para mantener los mismos precios de sus distintos productos. Entre los datos que salieron a la luz, se supo que esta maniobra tuvo sus inicios en el año 2000 en las instalaciones del Club Las Brisas de Chicureo.

De acuerdo a la información entregada por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), y replicada en medios nacionales, la conformación del negocio empezó con el encuentro entre Gabriel Ruiz- Tagle, dueño de PISA entonces, y Jorge Morel quien era gerente general de CMPC, controlada por el grupo Matte, en un restaurante del club de golf en Chicureo. Las negociaciones terminaron en el acuerdo de ambas empresas en subir y mantener sus participaciones en el mercado masivo de los supermercados, farmacias y cadenas mayoristas.

Las marcas que participaron de la colusión fueron Elite, Confort, Noble, Nova y Abolengo de parte de CMPC Tissue y Favorita y Magiklin, ex PISA y que hoy recibe el nombre SCA Chile. La denuncia realizada por la FNE detalla que en el acuerdo entre los ejecutivos “acordaron subir los precios, poniendo término a la guerra de precios existente y, en adelante, mantener estables las participaciones de mercado de ambas empresas, utilizando los porcentajes que cada empresa tenía antes que estallara la guerra de precios”.

El “cartel del confort” operó desde 2000 hasta 2011, abarcando el 90% del mercado, teniendo ganancias de US$ 400 millones. La FNE empezó a investigar en diciembre de 2014 y para septiembre de este año, ambas empresas se autodenunciaron, acogiéndose al sistema de “delación compensada” previsto en la legislación chilena.

Esta semana el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) tomó cartas en el asunto y anunció que oficiará a ambas compañías para que presenten un plan compensatorio para los consumidores afectados, mientras en el Congreso ya se inició una comisión investigadora.  Todo esto mientras siguen apareciendo nuevos antecedentes, hoy el Tribunal de la Libre Competencia (TDLC) liberó un correo electrónico  de parte un ejecutivo de CMPC a otro de PISA: “Esto se suma a la distorsión que has tenido en el canal supermercados y al ‘grave’ error que tuvo Jumbo. Por favor no me discutas después que el alza no se concretó o que fue insuficiente…”, con fecha 5 de diciembre de 2007.