ACTUALIDAD

Elecciones en Argentina: Chile y el Presidente que se viene

En la recta final para la segunda vuelta electoral, los candidatos presidenciales hablaron muy poco de sus propuestas respecto de las relaciones internacionales.

Por Martín Lubowiecki (@martinlubo)

En la recta final para la segunda vuelta electoral, los candidatos a ocupar el mayor cargo público en el vecino país hablaron muy poco de sus propuestas respecto de las relaciones internacionales. El opositor Macri dijo que quiere dar “dinamismo” a la agenda bilateral con Chile. Y el oficialista Scioli parece encolumnarse detrás las políticas regionales encabezadas en los últimos tiempos por la actual mandataria Cristina Kirchner. ¿Qué pasará con el Mercosur?

La primera pregunta que surge entre varios chilenos respecto del desenlace político electoral en Argentina es: ¿Qué relación tendrá el nuevo Presidente del vecino país con Chile? Antecedentes y actualidad pueden dar ciertos indicios a la hora de analizar las posturas que podrían tomar tanto Daniel Scioli (candidato del oficialista Frente Para La Victoria) como Mauricio Macri (líder del frente opositor PRO), quienes disputarán la segunda vuelta electoral el próximo domingo.

Por el lado de Daniel Scioli los puentes políticos con Chile surgen de las relaciones afianzadas en los últimos tiempos por la actual administración kirchnerista en Argentina. El líder del Partido Progresista chileno, Marco Enríquez-Ominami (señalado por algunas fuentes como “cercano” al kirchnerismo) y su círculo íntimo mantienen contacto con los colaboradores del candidato oficialista. En un informe publicado por Diario La Tercera se mencionaban los lazos entre el ex senador Carlos Ominami con Carlos Zannini, compañero de fórmula de Scioli como candidato a la vicepresidencia de Argentina. Situación similar a la de Enríquez- Ominami, quien mantiene cercanía con Rafael Follonier, asesor de Scioli en asuntos internacionales y uno de los que organizara el publicitado diálogo telefónico del candidato con la Presidenta Michelle Bachelet, previo a la primera vuelta electoral de fines de octubre pasado.

El más directo fue Mauricio Macri. Hace unos días, el candidato del PRO (en una entrevista publicada por Diario El Mercurio) manifestó estar interesado en dar “dinamismo” a la agenda bilateral entre Argentina y Chile. Afirmó que su intención es priorizar el crecimiento de sus economías mediante la integración del Pacífico y el Atlántico. “Con Chile compartimos una de las fronteras más extensas del mundo. Podemos darle un nuevo dinamismo a la agenda bilateral en integración física, energética y comercial”, dijo Macri. “La dimensión bioceánica de la agenda de integración será una de nuestras prioridades, especialmente para potenciar las economías regionales de las provincias limítrofes con Chile”, afirmó el candidato opositor al gobierno de Cristina Kirchner. Es público además que Macri mantiene contacto con la derecha chilena desde hace años, en especial con el ex Presidente Sebastián Piñera.

Respecto de las relaciones con el resto de los países de la región, las posturas no han sido muy claras todavía. “Uno esperaría que Scioli tenga una intención de privilegiar el entorno Mercosur y el relacionamiento con países de la región para después avanzar en las negociaciones con la Unión Europea. En cambio Macri, a priori, podría pensarse que le daría una mayor importancia a la profundización de las vinculaciones con el mundo, sin limitarse al entorno regional. Ambos candidatos avanzarán hacia un relacionamiento diferente. En particular mejorarán las relaciones diplomáticas y técnicas que hoy, particularmente con Brasil, son bastante problemáticas”, anticipó Mauricio Claveri, coordinador de Comercio exterior y Negociaciones Internacionales de la consultora Abeceb, consultado hace unos días por la Agencia de Noticias AFP.