ACTUALIDAD LOCAL

En auto y en compañía de su perro, chicureanos buscan llegar a Alaska

Conoce este gran proyecto cuyo tema central es la gastronomía de cada cultura

Josefa Armanet (24) y Felipe Canales (27) están a solo un mes de emprender el que podría ser el viaje de sus vidas. Acompañados de su perro, un fox terrier llamado Zarpado, esta pareja de Chicureo recorrerá América en auto desde julio próximo. Su destino será Alaska.

Camino a Alaska  

Josefa y Felipe, han vivido en Chicureo durante casi toda su vida, sin embargo, pasaron parte del último tiempo en Chiloé, lugar donde surgió la idea de realizar esta gran aventura. Tras una preparación de más de un año, en marzo partieron desde Quellón, y desde esa fecha que permanecen en Santiago haciendo los últimos preparativos para comenzar el trayecto.

El viaje comenzó en el Hito Cero, en Quellón. Este es el comienzo de la Carretera Panamericana

El domingo 22 de julio saldrán desde Chicureo con destino a Mendoza. Luego pasarán por Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala, México y Estados Unidos para llegar finalmente Alaska, según detalló Felipe a Chicureo Hoy. Serán, aproximadamente, 2 años de recorrido.

Josefa comentó que el haber vivido en Chiloé les dio la motivación para realizar este viaje. “Nos dimos cuenta de que nos podíamos desprender un poco de las cosas, mi mayor miedo era echar de menos, pero ahí aprendí que puedo estar fuera. Todo se fue juntando y empezó a resultar”, expresó, agregando que la pieza fundamental fue el auto, un Mitsubishi Delica 4×4, ofrecido por un tío de Felipe que también vive en la isla.

Tras eso, comenzó el diseño del interior del automóvil. Felipe es arquitecto, razón por la que se hizo cargo de gran parte de la mano de obra. El resultado del arduo trabajo fue un vehículo con sillón que se hace cama, cajones para la ropa, un sistema de agua y un sistema de fuego para la comida. Luego compraron un horno plegable, bidones para el agua y materiales para cocinar y vivir. En tanto, durante este mes instalarán un panel solar en el techo, el que se encargará de brindar electricidad mientras vayan recorriendo.

Interior del auto Delica 4×4

Los artefactos para cocinar jugarán un papel fundamental en el trayecto. Esto ya que una de las formas con la que financiarán el viaje será cocinando y vendiendo alimentos con ingredientes típicos de cada lugar visitado. Josefa estudió gastronomía, por lo que preparar los exóticos alimentos no será un problema.

Un viaje a través de la comida  

El tema de la comida tiene un profundo significado en la aventura, pues uno de sus objetivos principales es construir un auténtico proyecto: El Ando Cocinando América, cuya etapa final es escribir un libro de recetas. Josefa señaló que “lo fundamental es poder crear este libro a la vuelta, el que rescatará las culturas ancestrales del continente a través de las recetas y la cocina de la gente de cada país”.

La primera receta fue escrita en la zona de Quetroleufú, en Pucón, cuando viajaron desde Chiloé a Santiago. Felipe y Josefa conocieron la ruka donde vive Nicadela Millahual, una mujer mapuche con la que compartieron durante todo un día. Cocinaron con ella y luego transcribieron y rescataron la experiencia. La idea es, según explicaron, “hacer lo mismo en cada lugar en que estemos”.

Receta: Changle con papa al rescoldo y ensalda de Digueñes al vinagre

Tres NO son multitud  

Según señalaron a Chicureo Hoy, a pesar de que los animales restringen, en cierta medida, los viajes, su perro zarpado siempre estuvo dentro de los planes. “Él nos da una felicidad constante, y sabemos que en los peores momentos nos pasará tranquilidad y felicidad”, destacó Josefa, detallando que los trámites para que él vaya con ellos “no fueron tan difíciles ni complicados de hacer”.

En tanto, destacó que como pareja se sienten bastante preparados para emprender rumbo. “Yo creo que después de tres años de pololeo y de mucho tiempo viviendo los dos en Chiloé, ya estamos un poco acostumbrados a estar juntos”, manifestó. “Tenemos una relación muy consolidada y estamos los dos mirando para el mismo lado para que este viaje resulte y para que todo salga bien”, finalizó.

Para Felipe, la experiencia tiene que ver con cultivar cosas nuevas: “Es la mejor manera de aprender y quiero aprender. La diferencia con unas vacaciones que estas son una manera de conocer otros lugares y descansar. Un viaje, en cambio, uno aprende y no descansa”.

Aún queda un poco 

Queda un poco más de un mes para que comience el viaje y aún falta financiar algunos aspectos de la aventura. Durante el trayecto no solo Josefa cocinará, sino que Felipe también irá cantando y tocando música alrededor del continente. Actualmente buscan interesados que quieran colaborar, pueden ser del mundo de la cocina o de cualquier otro ámbito. Junto con esto, tienen a la venta poleras con el logo del proyecto, las que tienen un costo de $6.000. En tanto, señalan que “cualquier aporte es bienvenido para poder hacer realidad este increíble viaje por América”. Los interesados pueden comunicarse al +569 4342 5276. CHH