ACTUALIDAD

Estudio revela que mujeres sin apéndice ni amígdalas tienen tasa de fertilidad más alta

La Universidad escocesa de Dundee y University College London examinaron expedientes médicos de más de un millón de mujeres británicas.

La Universidad escocesa de Dundee reveló en un estudio que las mujeres operadas de apendicitis y de amígdalas cuando son jóvenes tienen mayores posibilidades y mayor rapidez para quedar embarazadas que el resto.

A raíz de los resultados obtenidos durante el primer estudio realizado en 2012, en el que se revelaron unas sorprendentes estadísticas relacionadas con la apendicectomía y el embarazo, el grupo de investigación decidió seguir trabajando en ese sentido.

Esta vez, la nueva investigación, que se llevó a cabo conjuntamente por la citada universidad y el University College London, examinó los expedientes médicos de más de un millón de mujeres británicas. De esta forma, constataron que la tasa de fertilidad entre las mujeres que fueron operadas de apendicitis fue más alta con un 54,4%, en cuanto a amígdalas 53,4% y de ambos casos 59,7%, mientras que entre el resto de la población fue de 43,7%.

El tiempo necesario para quedarse embarazada también fue más corto para aquellas a las que les habían extirpado tanto el apéndice como las amígdalas.

La profesora de la Facultad de Farmacia del University College London, Li Wei, asegura que “aunque el factor biológico es plausible, la causa de este fenómeno parece ser conductual”.

Para la experta, “esta investigación es de un interés primordial ya que tanto la apendicectomía como la amigdalectomía son dos procedimientos quirúrgicos muy comunes por los que pasan miles de personas”.

Según Sami Shimi, uno de los investigadores y profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Dundee, “durante muchos años a los estudiantes de medicina se les enseñó que la apendicectomía tenía un efecto negativo en la fertilidad y a menudo las mujeres jóvenes sintieron que la extracción del apéndice podía amenazar sus posibilidades de quedarse embarazadas”.

Sin embargo, los investigadores advierten de que los resultados no deben alentar a las mujeres a someterse a este tipo de operaciones pensando que ello incrementará sus probabilidades de quedarse embarazadas.

“Este estudio no significa que la extracción de un apéndice o de unas amígdalas sanas aumente la fertilidad”, afirmó Shimi, quien agregó que “sí que significa que las mujeres jóvenes que necesiten este tipo de operaciones pueden someterse a ellas sin miedo a poner en riesgo su futura fertilidad”. CH H