ACTUALIDAD NACIONAL

Inician sumario por alumnos que compraron y consumieron sedantes al interior de colegio en Maipú

Los adolescentes estaban en clases cuando tomaron el poderoso medicamento que los habría llevado a perder la conciencia.

Los apoderados del Colegio Terraustral Oeste de Maipú realizaron una manifestación en las afueras del establecimiento educacional, para denunciar que cinco alumnos consumieron un potente medicamento al interior del recinto, en una sala de clases, cuando estaban al cuidado de una profesora.

Según señalaron al matinal Muy Buenos Días de TVN, los estudiantes consumieron Zopiclona 7.5 mg. Un sedante que se utiliza para tratar médicamente el insomnio. Los apoderados manifestaron que los adolescentes de 14 años, perdieron el control y la conciencia de lo que hacían, mientras otro grupo de alumnos los grababan.

La presidenta del Centro de Padres del Colegio Terraustral Oeste, Diana Morales, dijo al matinal que “el martes 8 de mayo un grupo de alumnos compra un medicamento al interior del colegio. Los estudiantes lo ingieren y se realizan hechos lamentables en una sala donde son vulnerados los derechos de todos los niños que participan en esta compra de medicamento”.

“Lamentablemente estaba la profesora en horario de clase, los niños estaban en la parte de atrás y la profesora no se percató de la situación”, agregó.

La vocera de los apoderados, señaló que con la manifestación exigían más seguridad para sus alumnos y que el colegio entregue una versión sobre lo ocurrido en la sala de clases, algo que hasta el momento no habría ocurrido.

Según detalló Diana Morales, una de las acciones que tomó el colegio fue dejar encerrados a unos alumnos que serían amigos de una de las adolescentes involucradas en el consumo del medicamento. “Estos dos niños, cuando se enteran de la situación que vivió su amiga, que eran de otro curso, fueron tomados por la inspectora general y puestos en esa sala durante muchas horas”.

El matinal tuvo una conversación con la seremi de Educación de la Región Metropolitana, Barbara Soto, quien manifestó que “estamos en contacto con la inspectora desde el lunes, ella misma fue a la seremi a explicar la situación”.

“Nos comentaron, investigamos y nosotros en realidad debemos acompañar, la investigación le compete a la policía. El colegio lo que debe que hacer es que al mínimo comentario de los niños de un tipo de vulneración de derecho, el colegio tiene que darle 100% credibilidad a los niños, acogerlos como segundo paso, en tercer paso llamar a la familia inmediatamente y en cuarto denunciar” afirmó.

También, dentro de los antecedentes que maneja, dijo que el colegio habría iniciado un sumario contra la docente que estaba en la sala al momento de los hechos, además de informar que los cinco alumnos involucrados quedaron condicionales. CHH 

×