ACTUALIDAD NACIONAL

Las claves de la “Ley Cholito” que promulgó la Presidenta Bachelet

La creación de un Registro Nacional de Mascotas que permitirá vincular a cada animal de compañía con su dueño para fiscalizar la tenencia responsable de estos.

La golpiza del perro “Cholito” por parte de una mujer en un local comercial del barrio Patronato reactivó la discusión de un proyecto que llevaba siete años en tramitación en el Congreso.

Fue en el mes de mayo que la denominada “Ley Cholito” quedó en condiciones de convertirse en ley, luego que la Cámara de Diputados aprobara el informe de la Comisión Mixta que resolvió las diferencias en torno al texto.

Este miércoles, la Presidenta Michelle Bachelet promulgó la nueva forma, enfatizando que en ella se define la tenencia responsable y establece serias sanciones para quienes maltraten animales.

“Se prohíbe también el abandono, que será considerado como maltrato y crueldad animal” y sancionado penalmente, destacó.

Estas son las claves del proyecto:

¿Qué se entiende por tenencia responsable?

Se define “como el conjunto de obligaciones que contrae una persona cuando decide aceptar y mantener una mascota o animal de compañía”.

Dichas obligaciones consisten, entre otras, en registrarlo ante la autoridad competente cuando corresponda, proporcionarle alimento, albergue y buen trato, brindarle los cuidados veterinarios indispensables para su bienestar y no someterlo a sufrimientos a lo largo de su vida, además de respetar las normas de salud y seguridad pública que sean aplicables.

¿Quién deberá velar por esto?

Los Ministerios del Interior, de Salud y de Educación trabajarán en conjunto con las municipalidades para promover la tenencia responsable de animales y asegurar su bienestar y el de la ciudadanía.

El Ministerio del Interior desarrollará una plataforma donde cada persona deberá inscribir a su mascota para posteriores visualizaciones municipales y como un registro formal de tenencia.

¿De qué forma se regulará?

Con un reglamento respecto al control y protección y un registro de las mascotas peligrosas. En estos casos habrá algunas normas extras que cumplir.

Existirá un registro de cada persona que tenga un animal inscrito, además de priorizar la educación para la tenencia responsable de ellos con el objetivo de controlar su población sin dañarlos.

Las municipalidades generarán una ordenanza de tenencias, promoción y de asistir a los animales abandonados para entregarlos a fundaciones que los acojan y les busquen un nuevo dueño.

Las personas con mascotas registradas serán las responsables de su cuidado y alimentación y tendrán la obligación de darle seguridad e higiene y estarán bajo este método de fiscalización junto a tiendas de mascotas y organizaciones animalistas.

Las sanciones que contempla el proyecto

Quién agreda o le provoque la muerte a un animal arriesgará multas de 10 a 30 UTM, inhabilidad para tenencia de animales y en casos extremos presidio de grado menor a medio. Del mismo modo, se fijarán penas a quienes abandonen animales.

En el caso de que el animal amenace o dañe a alguna persona, esta última podrá denunciar el hecho y el amo de la mascota deberá responder.