ACTUALIDAD NACIONAL

Los reajustes de la industria del plástico después de la eliminación de las bolsas

Esta legislación ha creado un verdadero impacto medioambiental, no obstante, ha afectado fuertemente algunas industrias.

Ya ha pasado una semana desde que implementaron al 100% la ley 21.100: la eliminación de bolsas de plástico en tiendas y supermercados. Esta legislación ha creado un verdadero impacto medioambiental, no obstante, ha afectado fuertemente algunas industrias: los efectos más graves se ven en las fábricas del producto, que han debido adaptarse o aceptar la muerte de la empresa. Esto conlleva el despido de múltiples trabajadores y cierre de compañías.

Y mientras estas empresas se readecúan para no perecer, los supermercados y multitiendas se ahorran un costo y ganan con la compra alternativa de las bolsas de plástico y/o las de género, lo cual ha sido motivo de polémicas y críticas.

Magdalena Balcells, gerenta general de Asipla (Asociación de Industriales del Plástico), se refirió a los cambios en su industria afirmando que “Respecto del empleo y advirtiendo que la nuestra es una industria altamente automatizada, el impacto laboral directo ha sido en torno a los 900 puestos de trabajo; aún es muy pronto para hablar del impacto laboral indirecto”. Balcells asegura que aquellos empresarios dedicados solo a los plásticos prohibidos por la ley han tenido que reinventar su negocio o directamente cerrar, lo que significa una pérdida de aproximadamente 6o millones de dólares en activos.

Plásticos Mendoza era la compañía que lideraba en el mercado de bolsas camiseta y fabricación de productos plásticos para supermercados y multitiendas. El impacto de la ley comenzó a sentirse en la empresa desde agosto del año pasado, con la entrega de dos bolsas por cliente como máximo en los locales. “Nosotros teníamos una venta que bordeaba $ 1.200 millones mensuales y hoy día esa venta es de $ 500 millones a $ 600 millones”, constató Claudio Morales, socio y gerente de Plásticos Mendoza. Para no morir como negocio, se vieron obligados a hacer un proceso de reorganización acordando negocios con Perú: “Nuestra meta es mantener el negocio” afirmó Morales. La compañía, con 150 empleados, tuvo que reducirse a 90 y contemplan la idea de hacer reducción a 60.

Otras empresas del rubro han tomado medidas alternativas como la fabricación de bolsas biodegradables. Aún no existen consecuencias tan tangibles de la ley que comenzó a regir el domingo pasado, pero lo cierto es que los reajustes han comenzado a realizarse desde el 2018. CHH