ACTUALIDAD NACIONAL

Menor acusado de provocar incendio forestal será vigilado por institución evangélica

“Es una institución que está dedicada a hacer seguimiento de los jóvenes que están imputados por delitos” aseguró el fiscal y jefe de Coronel y Lota.

Tras la audiencia de control de detención y formalización de este miércoles, el adolescente acusado de haber provocado un incendio forestal en Coronel quedó bajo medida cautelar de vigilancia por el programa de institución evangélica San Pablo, según información de Radio Bíobio.

En un video difundido en redes sociales, el joven de 17 años se mostraba prendiendo fuego a pastizales de la zona junto a un grupo de amigos, presuntamente durante el día 26 de enero en El Pueblito de Coronel.

La detención del adolescente se habría hecho tras haber declarado voluntariamente, sin embargo, se presume que quienes lo entregaron fueron sus padres. El menor salió de tribunales acompañado de sus padres y una hermana y sin dar declaraciones.

La condena por provocación de un incendio suele ser de cinco años y un día en cárcel para adultos. No obstante, el Ministerio Público le dio una medida cautelar menos tajante, dado a que se trata de un menor de edad con “conducta anterior irreprochable” que, además, colaboró en la investigación de lo ocurrido por declaración voluntaria.

La sentencia, finalmente, fue que el menor quedara a vigilancia de San Pablo, una institución evangélica que deberá ingresar al joven en su programa, controlarlo y hacerlo cumplir con las medidas que estipuló la ley.

Enzo Osorio, el fiscal jefe de Coronel y Lota, explicó la resolución: “Es una institución que está dedicada a hacer seguimiento de los jóvenes que están imputados por delitos, cuando como en este caso no tienen antecedentes penales, y se le hace un seguimiento por parte de profesionales para evitar que vuelvan a provocar hechos de similar naturaleza”. Ahora bien, Osorio asegura que hasta ahora y según los antecedentes, el fuego realizado por estos jóvenes no se habría expandido: “Según las primeras indagaciones no se propagó el incendio y no se generó tampoco en ese minuto una denuncia, pero esos son aspectos que deberán esclarecerse durante la investigación”.

Autoridades de la zona aseguran que el siniestro no amenazó propiedades de Colbún.

Presuntamente, tras la difusión del video en redes sociales, la familia de involucrados habría recibido amenazas de parte de personas que pensaban que sus hijos habían causado el incendio forestal del lugar. CHH