ACTUALIDAD

Nomofobia: La enfermedad del siglo XXI

La tecnología ha traído diferentes beneficios a la sociedad, pero también muchos problemas inesperados

Cada día el teléfono móvil se convierte más en una proyección de las personas, en el sentido de ser una herramienta que utilizamos para distintas actividades: la comunicación mediante voz y escrita; con amigos, asuntos de trabajo y trámites personales.

El entretenimiento es otra de las áreas que el teléfono móvil satisface, ya que permite conexión a internet para acceder a juegos y a su vez, te deja escuchar música online y almacenada en el dispositivo.

Todo lo anterior ha generado una importante dependencia al aparato telefónico, lo que en algunas personas, se ha traducido en la “Nomophobia” (No-Mobile-Phone-Phobia), es decir, el miedo irracional a estar sin el teléfono móvil.

 “Considerando todo lo anterior, junto con otras características y funciones de los teléfonos móviles, no es extraño que cuando no se tiene por olvido o falta de energía, el usuario sienta algún nivel de incomodidad e incluso desesperación. Sin embargo, de estos sentimientos a una sensación enfermiza que puede incluir molestias físicas como ansiedad, taquicardia, dolores de cabeza y de estómago, existe una gran diferencia”, explica Juan Pablo Bustamante, gerente de Mall Connection.

Sondeos indican que en promedio, una persona ve su teléfono celular unas 150 veces al día, pero si se segmenta por edad, ese número aumenta varias veces en personas más jóvenes. Ahora bien, si se lleva esta cifra a la vida cotidiana, se tiene que una persona ve su teléfono casi 10 veces por hora (considerando 16 horas de actividad consciente y 8 horas de sueño). Se podría decir que, la Nomofobia colabora directamente con la anti estimulación de habilidades blandas.

Es por esta razón que es necesario generar tiempos e instancias, que permitan desarrollar actividades donde las personas no estén “conectadas”. La capacidad de autocontrol es fundamental para lograr determinar hasta dónde el uso del teléfono móvil sirve para facilitar o mejorar la vida; o pasa a ser un mal hábito que no permite a la persona relacionarse con su entorno de manera correcta y por ende, se distancia. CHH