ACTUALIDAD LOCAL

Nuevo capitán de Chicureo reduce personal al servicio administrativo y aumenta dotación en las calles

Más prevención y presencia, es lo que quiere implementar el nuevo Capitán de Carabineros de la Subcomisaría de Chicureo.

Solo 3 meses duró el ya ex capitán de la Subcomisaría de Chicureo, Héctor Muñoz, quien por sus avanzados estudios superiores, fue llamado al área administrativa de Carabineros, por lo que tuvo que entregar el mando a un nuevo capitán.

A penas pisó tierras chicureanas, el capitán Felipe Castillo, de 32 años, se dio cuenta del gran trabajo que tendría por delante. Según nos comenta, las cifras en Chicureo son muy positivas y en el sistema interno de la policía uniformada, está dentro de los cuadrantes con números verdes. “Para la tranquilidad de los vecinos de Chicureo, esta es la mejor unidad en cifras delictuales en la Zona Santiago Norte, en conjunto con la unidad base que es la 8va Comisaría de Colina. Las 2 unidades son las que mantienen cifras verdes, como nosotros llamamos al umbral, que en el fondo eso quiere decir que la delincuencia en la comuna de Colina y el sector de Chicureo se encuentra con indices bajos” afirmó.

El oficial que lleva 12 años en Carabineros, tiene un nutrido curriculum, que viene al caso recorrer. “Me desempeñé como jefe de la SIP de Viña del Mar, que es la Sección de Investigación Policial.  También fui oficial investigador en la Sección de Encargo y Búsqueda de Vehículos de Santiago (SEBV). Estuve en el departamento del OS9 en Santiago. Luego trasladado a ciudad de Iquique, donde estuve como jefe de Tenencia de Carreteras, y finalmente en la Subcomisaría motorizada de Iquique”.

Con los objetivos claros en la mente el nuevo subcomisario señala que siempre lo verán en la calle y que puede aparecer por cualquiera de los frentes ya que maneja todos los medios de transporte de la institución. “Soy motorista de tránsito, motorista todo terreno y también estoy habilitado para conducir vehículos policiales. Me van a ver siempre en la calle, realizando controles policiales, fiscalizaciones y la prevención. Yo al mando de esta unidad también tengo que estar en la calle con mi gente, liderando los procedimientos, apoyándolos y guiándolos”.

Dentro de las cosas que está en sus planes, es que su periodo esté marcado por algo que la gente se va a dar cuenta a simple vista. La prevención y presencia. Y no solo fueron palabras, ya que recién asumido hace una semana atrás, miró el contingente que tenía a cargo, movió un par de cosas para un lado y para otro, y dejó solo a 2 Carabineros acompañándolo en labores administrativas adentro del cuartel, asumiendo él mismo más tareas que asegura “se hacer” así que todos los demás están en servicios para la seguridad de la comunidad. Unos en carros, otros en motos, bicicletas y a pie.

Castillo asegura que irá siempre siguiendo de cerca a los delincuentes que pisen Chicureo. “Aumenté los controles vehículares y de verdad espero que los vecinos noten que existe una mayor cantidad de controles en lugares visibles, pero lo fundamental es prevenir los delitos.  Conforme a los sistemas institucionales que tenemos nosotros ir focalizando los servicios policiales en los lugares específicos en los que están ocurriendo los delitos”.

Agrega el capitán que busca “disminuir los delitos, focalizarlos de buena forma con el fin de que la gente aumente la confianza hacia sus Carabineros de Chicureo y lógicamente que sientan la sensación se seguridad acá.  Que ellos cuenten con la seguridad de poder caminar libres, a la hora que ellos estimen conveniente y por donde ellos quieran. La idea es que por donde ellos caminen siempre va a haber una patrulla de Carabineros o un un Carabinero fiscalizando o controlando a personas que puedan estar preparándose para cometer un delito” aseguró.

Un héroe incógnito de la catástrofe:

En medio del terremoto que sacudió a Iquique, el oficial que hoy es Subcomisario de Chicureo, se desempeñaba como jefe de unidad de la Tenencia de Carreteras de la ciudad nortina, por lo que vivió de cerca un terremoto de 8,2 grados en la Escala Richter. La vocación de servicio estaba intacta afirma, y fue a ayudar a quienes más lo necesitaban.

El oficial Felipe Castillo comenta algunos episodios de aquel 1 de abril. “En el terremoto de Iquique en 2014, rescaté a gente, la tuve que llevar en los hombros hasta el centro asistencial de la comuna de Huara, que queda como a 350 kilómetros de Iquique. A raíz de eso sufrí una lesión lumbar” la que mantiene hasta hoy pero controlada.

Agrega que todos los funcionarios se cuadraron y ayudaron a la población que estaba bajo los escombros. “Fueron todos mis Carabineros, fue un momento de emergencia, el epicentro fue muy cerca de Huara y las casas se vinieron abajo y mucha gente se quedó atrapada. Yo era jefe de la Tenencia Carretera en ese tiempo y tuve que actuar, por mi vocación de servicio, por mi obligación de empleado público y de Carabinero”. Afortunadamente  las personas rescatadas por el capitán, sobrevivieron lo que posteriormente fue reconocido por el General Director de la institución quién le entregó un reconocimiento, premio que contemplaba además un viaje a Europa, en la gira de estudios con los oficiales de la Academia de Ciencias Policiales. “Fue una bonita experiencia”, comentó.

La vocación de servicio fue más fuerte:

El oficial que está orgulloso de su nuevo puesto en la Subcomisaría de Chicureo, tomó un camino un poco más largo para llegar a la institución, ya que en un principio fue un estudiante universitario más, pero raíces en la institución tenía y de sobra. “Vengo de una familia de Carabineros. Mi abuelo fue Carabinero y mi padre oficial también de Carabineros. Yo soy el menor de cuatro hermanos, todos mis hermanos son ingenieros, mi padre es ingeniero comercial y mi madre también la misma profesión y yo estudié ingeniería comercial en Concepción y llegué hasta cuarto año de la carrera, hasta que el llamado de la vocación fue más fuerte y decidí ingresar a la Escuela de Carabineros” comenta.

Por lo anterior el oficial tuvo más de una discusión familiar, pero afirma que avanzados los años su decisión, le dio la razón. “Fue una discusión que tuve con mi padre, pero es obvio, porque los padres nunca van a querer que sus hijos corran riesgos y lógicamente quería proteger a su hijo menor, pero la verdad de las cosas, es que he tenido una buena carrera y una buena hoja de vida institucional y es eso lo que me abala para estar en el puesto que hoy estoy ocupando”.

Reuniones con los vecinos:

Respecto a la seguridad y comunicación con los vecinos, el nuevo capitán afirmó que ya para este lunes habría una reunión con todas las juntas de vecinos de Chicureo y que solo faltaría definir hora y lugar para el encuentro. Agregó además que está “organizando reuniones con las juntas de vecinos y con los administradores de los Strip Center, que son lugares donde concurren mayor cantidad de personas, con la finalidad de erradicar los delitos desde los lugares donde la gente se va a distraer, a tomar un café o a realizar las compras. Eso si el llamado es a no dar la oportunidad a los delincuentes y ser cuidadosos con nuestras pertenencias” recalcó el funcionario policial. CHH