ACTUALIDAD NACIONAL

Talca: Padres se querellan por presunta negligencia en muerte de hija de 7 años

La menor fue ingresada el 10 de junio por un fuerte resfrío, temperatura alta y dolores de cabeza y murió al día siguiente.

Foto: Bío Bío

Los padres de una niña de siete años, que murió en el Hospital de Talca en junio de este año, presentaron una querella por cuasidelito de homicidio contra quienes resulten responsables del fallecimiento de la menor, la cual habría ocurrido por una presunta negligencia médica.

La niña fue ingresada el 10 de junio pasado al Servicio de Urgencia del recinto médico por un fuerte resfrío, temperatura alta y dolores en la cabeza.

Carla Torres, la madre de la menor, apuntó que a su hija le administraron suero por vía endovenosa en varias oportunidades y que desconoce el medicamente suministrado, lo que le provocó convulsiones y la muerte a eso de las 04:00 horas del día siguiente.

“Sólo le pusieron suero y le inyectaban cosas al suero, la niña tuvo una recuperación, me hablaba, ella siempre consciente, y quería venirse a la casa”, recordó Torres, asegurando que a la menor “le volvieron a poner suero e inyectar cosas y le dio un paro”.

Además agregó que “luego me echaron para fuera (de la sala), ella estuvo más de cuatro horas con suero, se lo aplicaron siete veces, y después me dijeron que había fallecido”.

La mujer llegó hasta tribunales junto a un grupo de familiares, quienes portando pancartas exigieron justicia.

Incoherencia entre Hospital de Talca e informe del Instituto Médico Legal. 

Fernando Leal, el abogado patrocinante de la acción legal, explicó que “desgraciadamente a la niña le suministraron mucho suero con varios medicamentos”, y acusó que en el hospital “no se ha querido entregar la ficha médica de la niña ni los profesionales que la trataron”.

“Hay falta de coherencia en lo que señala el jefe de Pediatría del Hospital de Talca y lo que señaló finalmente el informe del Servicio Médico Legal”, sostuvo, asegurando que “es importante que se haga justicia, se sepa la verdad y que si efectivamente aquí ha habido un actuar negligente, hay que seguir hasta las últimas consecuencias”.

El jurista añadió que el certificado de defunción da cuenta de una muerte por neumonitis filateral, lo que refutó afirmando que la víctima era una niña sana que había ido al colegio cuando comenzó a sentir los malestares que la llevaron a acudir el recinto médico.

En la querella se pide que se cite a declarar al médico que la atendió y que también se entregue una copia de los antecedentes médicos contenidos en la ficha clínica de la menor.