ACTUALIDAD LOCAL

Vecino protagoniza persecución a asaltantes en plena Av. Chicureo

Conoce en exclusiva el relato del vecino de Chicureo tras salir en defensa de su familia

Era una tarde de domingo tranquila para una familia que desde el 2001 vive en Chicureo. Pero su salida terminó abruptamente con una banda de delincuentes intentando robar su camioneta y en una posterior persecución de un civil.

Eran pasadas las 20:15 horas y una madre acompañada por sus hijos de 11 y 13 años, se desplazaba en una camioneta por Avenida Chicureo hacia el poniente. Iban justo en el sector del servicentro Petrobras, cuando los asaltantes cruzaron el automóvil en el que se movilizaban y bajaron  a romper las ventanas del vehículo de su víctima. En shock, aterrados y sin muchas opciones, la mujer decidió huir.

Así lo comentó Juan Escudero, el esposo de la afectada,  quien atendió uno de los peores llamados que había recibido en su vida. Se enteró en vivo, que sus hijos y señora eran blanco de un grupo de asaltantes y se encontraban en peligro, arrancando de los delincuentes.

El hombre relata los hechos en exclusiva con Chicureo Hoy, y aún algo nervioso comenta que todo partió cuando “se para un auto pequeño adelante, se chanta y se baja un individuo enorme, gordo, tatuado entero con una polera del Colo Colo, con una cadena tipo de oro y le empieza a golpear las ventanas para que le entreguen la camioneta. A mi señora le da susto, se hecha para atrás y avanza y choca el auto de los delincuentes para poder arrancar”.

La mujer zafó del primer intento de robo y en medio de ello llamaban al padre de familia, quien se encontraba próximo al lugar. En ese instante la conductora “Acelera hasta el Alba I, que ahí estaba en rojo, se tira por el lado derecho por la mini caletera que hay, y había autos pasando y justo llegan a la camioneta (los delincuentes), que ya estaba con las ventanas quebradas, mi señora parte no más y los sujetos la siguen persiguiendo para quitarle la camioneta”, afirmó, agregando que como vehículo, el blanco de los ladrones no tiene mucho valor comercial, al tratarse de una camioneta del año 99, pero que probablemente la querían para cometer otro ilícito. Cabe destacar que el modelo Silberado ha sido utilizado anteriormente por ladrones para cometer delitos por su gran tamaño y potencia.

El llamado y la persecución:

El hombre comenta que lo llaman “desesperados por teléfono, a puro grito y todos nerviosos. Salgo en mi camioneta los intercepto en medio, doy la vuelta en U, porque me pasaron hacia el otro lado y ahí tengo un enfrentamiento con el auto, los saco del camino, luego logran arrancar, me vuelvo y me pasan por el lado y me tiran unas piedras y arrancan hacia Colina. Íbamos ya en San Martín con Lo Pinto” cuando el hombre señala que cae en sí y decide frenar.

“Ahí ya caché que la cosa se iba a pasar a otra dimensión y la gente de allá no iba a saber que había pasado, ven una camioneta chocando con un auto chico, no entenderían nada así que me devolví para hacer la denuncia a Carabineros, donde nos sentimos demasiado apoyados por Carabineros, la acogida que nos dieron en la Subcomisaría de Chicureo fue muy buena” comentó.

Con la denuncia hecha y el grupo familiar a salvo, el afectado comenta que solo le queda reparar los vehículos, que claramente después de los choques y la persecución terminaron con daños. “El daño material es uno, pero el daño emocional es muy grande” comentó.

Respecto a lo que les pasó como familia, Escudero agrega que “a estas alturas andamos todos medios espirituados, mirando para todos lados. Esto nos pasó a nosotros y te puede pasar. Nadie está en una burbuja, a cualquiera le puede pasar. Es como andar en moto, está el que se cayó y el que se va a caer. Esto es al que le robaron y al que le van a robar. Hay que tratar de andar despierto y proteger a la familia. Aquí nadie está salvado” concluyó sobre su caso.

Sobre la seguridad en Chicureo y el tipo de robos en el sector, el afectado opinó que tras 17 años viviendo en la zona puede deducir que ha “cambiado el robo, porque antiguamente te robaban, pero te robaban la pala, la carretilla, el tractor de cortar pasto, que es todo lo que estaba al exterior de las casas, no entraban a las casas. Hoy día uno se entera todos los días que en Santa Cecilia, Santa Inés de Miraflores, que amarran a la gente, golpean a los niños, a los dueños de casa. Es más violento hoy día, no tienen nada que perder estos sujetos” señaló. CHH