ACTUALIDAD INTERNACIONAL

El grito desesperado de Leopoldo López en prisión de Venezuela: “¡Me están torturando, denuncien!”

López fue condenado en septiembre de 2015 a casi 14 años de prisión como responsable de los disturbios ocurridos al final de una marcha antigubernamental en 2014, en los que murieron tres personas.

Foto: EFE

El opositor venezolano Leopoldo López grita “me están torturando” desde dentro de la cárcel militar de Ramo Verde, donde se encuentra detenido desde 2014, según consta en un video que ha difundido este viernes su esposa, Lilian Tintori, en redes sociales.

“Lilian, me están torturando. ¡Denuncien, denuncien! Lilian, denuncia”, grita López a Tintori según se escucha en el audiovisual de 26 segundos de duración que fue grabado desde las cercanías de la prisión, ubicada a las afueras de Caracas.

“Leopoldo grita desde Ramo Verde. Denuncio que a Leopoldo lo están torturando”, apuntó Tintori al pie del video sin más detalles, por lo que se desconoce cuándo fue grabado.

Más temprano, la esposa del político venezolano denunció que su marido lleva 78 días sin acceso a sus abogados y responsabilizó de esta situación al presidente del país, Nicolás Maduro.

“Han pasado 78 días sin que Leopoldo reciba la visita de sus abogados. La visita, la llamada o lo que sea. Leopoldo está incomunicado”, declaró Tintori en rueda de prensa en Caracas.

“Es irregular, es una violación a sus derechos”, agregó Tintori, que dijo no haber podido visitar a su marido en 19 días y anunció un nuevo viaje durante este viernes al penal de Ramo Verde para intentar acceder a la cárcel y ver a su esposo.

Tintori hizo un llamamiento a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (un órgano de la Organización de Estados Americanos) que intervenga en el caso de López y denunció que el representante venezolano ante este organismo bloqueó su intento de presentar argumentos ante la comisión.

López fue condenado en septiembre de 2015 a casi 14 años de prisión como responsable de los disturbios ocurridos al final de una marcha antigubernamental en 2014, en los que murieron tres personas.

El político de 46 años ha sido declarado “preso de conciencia” por Amnistía Internacional (AI).