CARTAS

¡Basta de viajes!

Tema: viajes de concejales.

Señor Director:

Hemos visto en los últimos días como la opinión pública se ha enterado de los viajes al extranjero de muchos concejales de variadas comunas de nuestro país y de los distintos colores políticos: no hay excepciones. Las razones de los viajes, capacitaciones y seminarios; los destinos: Roma, Miami, Madrid, Londres, Punta Cana, Rio de Janeiro, Milán, París, Cartagena de Indias y muchos otros destinos más. Viajes vía licitación directa con algunas agencias de Turismo y otros agentes ejecutores, la mayoría de amigos o familiares de los mismos concejales. Me pregunto: ¿son necesarios dichos viajes?; ¿Es necesario gastar tantos recursos en viáticos y tickets aéreos?

Honestamente creo que no.

Los concejales son electos para hacer su pega en sus respectivas comunas, fiscalizar al alcalde de turno, ver las necesidades de sus vecinos, recorrer los barrios y proponer al Concejo acciones de desarrollo. Esa es su labor, no viajar por el mundo a costa de fondos públicos, sin ningún beneficio concreto hacia su comunidad. Es irrisorio escuchar a un concejal diciendo que sus viajes se debían a que era el “encargado internacional del Concejo”, un chiste por decir lo menos…

El Contralor General de la República indicó que al no ser funcionarios públicos los concejales no tienen derecho a capacitaciones. Por tanto, hay muchas irregularidades en dichos tours por el mundo que estos señores se han dado de manera constante y poco ética.

No requerimos autoridades locales viajeras. Si desean viajar que lo hagan con fondos personales. Necesitamos autoridades probas, que visiten a su gente, que se hagan cargo de los problemas de sus comunas y NO hagan de sus cargos un festín de abusos y rasca corrupción.

El desafío hoy es tener municipios modernos y eficientes y que sus autoridades y funcionarios cumplan un rol efectivo pues de éstos depende la calidad de vida de las y los vecinos de los territorios.

Ojalá que todos los casos expuestos públicamente sean investigados y sancionados si así corresponde, ya sea por la vía judicial o a costa de perder su cargo público. Es lo correcto, es lo que debe hacerse por el bien del servicio público y de quienes de manera honesta hacen su labor y lamentablemente también son interpelados. El repudio social a éstas prácticas tiene que ser cada día más activo y proactivo.

Marcos Salgado Balboa

Vecino de Colina

Ex candidato a Alcalde