HOGAR

Ahorra disminuyendo tu impacto ambiental

Tres áreas de consumos básicos que pueden ser más eficientes

Por: Javiera Cisternas, periodista Chicureo Hoy.

Marzo se acerca a pasos agigantados y juntos a él, los pagos de muchas cuentas y extras. Es en este momento en el que nos sentamos y pensamos en qué más puedo ahorrar, si ya tengo todo organizado –o tal vez nada-. Aquí las personas de S-SAVE nos entregan algunos tip´s  de las cuentas base de una familia: Agua, luz y gas.

 

Javier Tellez-Girón Peón, Agente de la Sucursal de Chicureo S-SAVE, se refiere al tema desde la siguiente perspectiva, “Mucho se ha hablado últimamente de que en Chile se paga la cuenta de luz agua y gas más cara de Latinoamérica. Esto ha generado una mayor conciencia de los costos que se tiene mes a mes, siendo el ¿cómo ahorro?, el principal cuestionamiento en la gran mayoría de los hogares, el tema es que en muchas ocasiones ese cuestionamiento queda ahí no más y no se hace nada por lograr ese ahorro, ya que el día a día va poniendo distintas prioridades, dejando esa interrogante olvidada en el subconsciente. En ese sentido queremos invitar a todos los que se hacen la pregunta y que no encuentran la respuesta a cambiar su patrón de consumo frente a los principales gastos que hay en el hogar”, concluye el experto.

Ahorro de agua: A pesar de que es el elemento que más debería importarnos, parece ser el que menos nos preocupa en el día a día. Ejemplos hay varios, duchas de 15 a 25 minutos, lavar  los platos con la llave andando constantemente o regar el jardín a todo Sol, pero hoy en día existen tecnologías que nos ayudan a bajar el consumo de agua sin que nos demos cuenta. Con el sistema de ducha eficiente pasas de consumir 270lts. de agua a tan solo 120lts. por cada ducha de 15 minutos. Otra innovación pensada para ahorrar es el riego sólido, tecnología que mantiene húmedo el suelo durante meses y que permite aprovechar de mejor manera el agua, disminuyendo la frecuencia de riego hasta en un 50%.

Ahorro de gas: Dependiendo de su uso, la factura de gas puede llegar a ser de las más altas a fin de mes, especialmente en invierno, y no sólo eso, recordemos que esta es una energía no renovable y su consumo desmedido trae consecuencias irreversibles para el planeta. Para evitarlo hoy existe la alternativa de ocupar energías renovables no convencionales, para el calentamiento de agua en nuestro día a día. Dos buenas opciones son los paneles termosolares y la aerotermia, tecnologías que ocupan Sol y aire, respectivamente, para ayudarte a ahorrar y disminuir tu impacto ambiental.

 

Electricidad: Según palabras del ministro de Energía, Máximo Pacheco en marzo de 2015, “Chile tiene las cuentas de la luz más caras en América Latina”. Lo anterior se da por diversos factores, donde uno de ellos, es el hecho de que prácticamente no haya petróleo ni gas en suelo nacional. Pero el tema va mucho más allá, ya que esto ha empujado el desarrollo de una matriz energética basada principalmente en el carbón, uno de los combustibles más contaminantes. En ese sentido, cualquier decisión que apunte a la disminución del consumo eléctrico no sólo traerá beneficios económicos, sino que también ambientales. El cambio de switch puede ir desde cambios de hábitos como desenchufar lo que no se esté usando o disminuir el uso de ciertos electrodomésticos, hasta implementar tecnologías sustentables como ampolletas LED, o apostar por la auto-sustentabilidad con paneles solares. Mientras las primeras permiten ahorrar un 75% el consumo energético, los sistemas fotovoltaicos representan los pilares para disminuir el consumo tanto en agua, como climatización, gas e incluso transporte.

Si quieres más información puedes ingresar a www.s-save.cl y conocer más de esta forma de ahorrar en tu casa.