ACTUALIDAD NACIONAL

Monja interpone demanda civil contra el Arzobispado de Santiago tras ser víctima de violación

La afectada incluyó en la denuncia a la congregación de las Clarisas Capuchinas, a la que pertenecía en el momento en que sufrió el ataque.

Foto: 24 Horas

En la edición de 24 Horas Central, este lunes una joven monja perteneciente a las Hermanas Clarisas Capuchinas denunció al Arzobispado de Santiago y a la congregación, haber sido violada al interior del Monasterio de la Santísima Trinidad, perteneciente a la misma congregación.

El hecho se remonta al años 2012, cuando la madre superiora del Monasterio, ubicado en calle Carmen, esquina Coquimbo, autorizó el ingreso a un grupo de maestros para realizar reparaciones en el lugar durante algunos meses.

La “hermana Francisca” quedó designada para preocuparse de la alimentación de los trabajadores y fue así como conoció a Hernán Ríos, quien aprovechó una oportunidad en que la joven estaba enferma para llevarla a la habitación y violarla.

La víctima ocultó el hecho por “miedo y vergüenza”, pero tres meses después se descubrió que estaba embarazada.

La joven aseguró que no recibió apoyo de su congregación y que, por el contrario, la culparon y la calumniaron por robo. “Mis hermanas fueron muy crueles conmigo”, explicó sobre ese suceso, indicando que la presionaron para firmar su salida de la orden y de la Iglesia Católica, pero declinó hacerlo.

Más tarde, Francisca se contactó con la Fundación San José para dar en adopción a su bebé y denunció el hecho, lo que derivó finalmente en que Ríos fuera condenado por el delito de violación el 2015 a cinco años de presidio menor, pero con libertad vigilada.

Finalmente con el apoyo de la Corporación Humanas, la joven presentó una demanda civil en contra de Arzobispado de Santiago y de la Congregación por estos hechos.

Por su parte, la hermana María de Jesús no se refirió al tema, dijo que cualquier duda o consulta, hablaran con el abogado de la institución. Incluso se ofreció para dar el número telefónico.

“Estamos orando por el caso, para que se clarifique, para que el señor bendiga a la hermana Francisca”, dijo la Superiora.

Carlos Correa, abogado de la orden, explicó que “hay un juicio. fuimos notificados y estamos en el período de contestación de la demanda”.CH H.