MUJER

Jacqueline Jara: Capitana Sub Comisaría Chicureo

“Entregar un servicio de calidad es nuestra prioridad”, explica Jaqueline Jara.

Por: Javiera Cisternas, periodista Chicureo Hoy.

Jacqueline Jara es una mujer a quien las energías le sobran. Hace más de dos meses que es la Capitana de la Sub Comisaría de Chicureo, lugar donde llega todos los días a las 7:00 hrs en su bicicleta y trabaja enfocada en entregarle la seguridad que necesita a Chicureo y hacer que todos quienes vivan acá se sientan más tranquilos. A la fecha de hoy, ha logrado cambios y espera obtener aún más, con trabajo, perseverancia y siempre teniendo como foco, el sentido social y trabajo hacia las personas.

Hace 18 años que la Jacqueline Jara trabaja entregando servicios a la comunidad, proviene de una familia de carabineros y nunca dudó que éste era el camino que quería seguir. “Soy hija única y siempre me ha motivado el servicio a la comunidad, el cuidado y el respeto”, recuerda con alegría el día que le comentó a su padre que quería ingresar a la Escuela de Carabineros, “él me preguntó si estaba segura de mi decisión y yo ya lo tenía más que claro”, cuenta sonriente.

Y así ha formado su historia como funcionaría de esta importante institución, donde ha pasado por diferentes áreas y actividades, incluso más de alguna ha significado dejar a sus hijos y marido por años, pero para ella “el trabajo es mi prioridad, es lo que me mueve y me encanta”, reconoce orgullosa.

Comenzó trabajando en Providencia, luego Ñuñoa, San Joaquín, La Cisterna, Los Dominicos, Peñalolén entre otras. “La institución te va asignando a diferentes lugares, en todos te necesitan por algo y ahí es dónde uno enfoca sus energías”, explica. En todas fue creciendo gracias a su esfuerzo, perseverancia y entrega. Además fue parte del equipo de Fuerzas Especiales, donde más de alguna vez le tocó vivir situaciones muy difíciles. “En Fuerzas Especiales te toca pasar por todas partes, en una mañana estás en una toma de colegio, luego a una manifestación en el centro y el día lo puedes cerrar en una protesta en el Metro. Te preparan entregándote herramientas, pero es complejo, muchas veces las cosas no salen como uno espera”, cuenta recordando las manifestaciones en que le tocó participar.

Pero ella es una mujer inquieta, que el servicio por el otro le motiva y lo refleja cuando cuenta su trayectoria de Misión de Paz de Haití, como escolta de la representante especial del Secretario General de Naciones Unidas, durante los años 2013-2014. “No pude ver a mis hijos y mi marido durante dos años, si bien no pude verlos a diario, tuve la oportunidad de viajar a Chile un par de ocasiones y las comunicaciones nos ayudaron, pero estar ahí y ayudar a las personas, explotar mi sentido social, entregar afecto a las a quienes no tienen y ayudarlos a enfrentar el miedo al progreso es algo impresionante. Era mi sueño personal y lo pude cumplir”, cuenta Jacqueline, quien sonríe y se ilumina recordando este pasaje de su vida.

Trabajo en Chicureo

Con respecto a Chicureo ella tiene las cosas claras y muchas problemáticas ya levantadas. En su rol de líder ella espera poder potenciar el trabajo de atención a las personas “la Sub Comisaría hoy cuenta con un equipo de 55 personas que están dispuestas a trabajar por el otro”, explica y agrega, uno de los puntos más importantes es disminuir el delito y hacer de este un lugar aún más seguro para todas las familias.

“En Chicureo se da una fenómeno diferente a otros sectores, el terreno es muy amplio y hay de todo: Casas en condominios, campos, casas con parcelas e incluso sectores forestales”, explica con tono de preocupación. “Nuestro objetivo es ir aplicando herramientas para abarcarlos de la manera más eficiente y para eso trabajamos en equipo. Todos los que conformamos la Sub Comisaría venimos de diferentes lugares y nos preparamos y motivamos para estar atentos a lo que sucede acá. Nuestra prioridad es atender bien a todos y para eso, hemos implementado capacitaciones con profesionales como psicólogos, abogados y periodistas. Quienes nos entregan las herramientas. Además tenemos proyectos como por ejemplo traer la central de cámaras aquí mismo –refiriendose a la Sub Comisaría- para poder estar más pendientes de lo que sucede”, cuenta la Capitana.

“Para poder lograr esto, necesitamo trabajar todos en conjunto, Carabineros, vecinos e incluso las empresas de seguridad del sector. Pero los vecinos son con quienes más nos interesa trabajar. Por ejemplo ahora estamos organizando una feria de seguridad para que poder entregar herramientas y conocimientos a todos”, explica contando alguno de sus proyectos.

Jaqueline, no sabe cuánto tiempo estará trabajando como Capitana en Chicureo, pues la institución hace rotaciones dependiendo de las necesidades de las comunas y los trabajos a seguir, pero ella algo tiene claro: “En el momento que la mancha de la pared haya desaparecido, significará que mi trabajo acá se encuentra listo. Yo espero poder lograr mejoras y cambios para todos, mi centro es el servicio a la comunidad y espero aplicarlo aquí con mi equipo”, sonrie la Capitana de la Sub Comisaría de Chicureo, Jacqueline Jara. CH H.