NIÑOS

El uso de celular tiene efectos perjudiciales en los niños

Marlene Mortler, representante del Gobierno alemán, aconsejó a los padres vigilar más el uso de las nuevas tecnologías por parte de sus hijos.

Foto: AP

La evidencia sobre los efectos negativos del uso de celulares -y de la exposición excesiva a otras pantallas, como TV o computadores- en los menores de edad sigue sumando antecedentes. Esta vez, investigadores alemanes advierten que el uso diario de teléfonos inteligentes incrementa el riesgo de problemas de concentración e hiperactividad.

El estudio, realizado a petición del Ministerio de Salud de Alemania, incluyó a más de 5.500 niños de hasta 14 años y su padres; y los resultados muestran que el riesgo de desarrollar alteraciones en la concentración es seis veces mayor entre aquellos menores que usan más de media hora diaria sus teléfonos que los que no lo usan.

La hiperactividad motora, por su parte, se da 3,5 veces con más frecuencia de lo normal entre los niños de entre dos y cinco años que usan el celular más de media hora al día.

En tanto, más del 16% de los jóvenes de entre 13 y 14 años señalaron tener problemas para controlar el uso de internet.

Recomiendan más vigilancia

Sólo en Alemania se estima que hay cerca de 600 mil adictos a la red. “Un seis por ciento de los niños de entre 12 y 17 años en nuestro país necesitan definitivamente ayuda y tratamiento”, afirmó durante la presentación del estudio ayer en Berlín Marlene Mortler, representante del Gobierno alemán, quien aconsejó a los padres vigilar más el uso de las nuevas tecnologías por parte de sus hijos.

Para Rainer Riedel, director del Instituto de Economía Médica e Investigación de Servicios de Salud de Colonia y autor del trabajo, los padres también deberían estar atentos a los chats en los que participan sus hijos. Esto, podría proteger a los menores de sufrir bullying, agregó.

A inicios de mes, un estudio canadiense realizado con alrededor de 900 niños de entre seis meses y dos años concluyó que aquellos que pasaban más tiempo interactuando con dispositivos como una tableta o un teléfono inteligente tenían más retraso en su discurso oral y su capacidad de expresión a través del lenguaje.

Debido a este tipo de consecuencias, a nivel global los pediatras no recomiendan el uso de teléfonos inteligentes y tabletas en niños menores de 18 meses.

Pero el presidente de la Asociación de Pediatras y Médicos de Menores de Alemania, Uwe Büsching, va más allá: recomendó que los niños no usen celulares antes de cumplir los 12 años. “Al igual que en el tráfico, se necesitan reglas claras para el uso de los medios -señaló-. Antes de la compra de un celular para un menor, los padres deberían establecer un contrato con sus hijos sobre los límites de su uso”.