NIÑOS

Los Ksi-Meritos: ¿Qué hay detrás de estos pequeños muñecos?

En Chile los precios bordean los $30 mil

Actualmente son muchos los niños y niñas que están pidiéndole a sus padres un Ksi-Merito para Navidad. Estos son pequeños muñecos de colores que simulan ser unos bebés, los que requieren cuidados especiales.

Sin embargo, estos costosos muñecos, que bordean los $30 mil, no son del todo inocentes, pues detrás de ellos hay historia que tiene que ver con humanos no nacidos, fetos y videos que han sido cuestionados.

Según consigna el sitio mexicano TVP, país donde estos juguetes han tenido gran éxito, los Ksi-Meritos son “fetos”, es decir, bebés que no llegaron a término en el embarazo. De esta forma, su pequeño porte y su forma reflejan a niños que nacieron de manera prematura, incluso la caja viene con una incubadora y con un cordón umbilical por medio del cual este pequeño “feto” debe ser alimentado.

De hecho, en la página de Distroller, donde se ofrecen estos muñecos, indican qué cuidados especiales debe tener cada uno, por ejemplo, lavar con paño húmedo y espuma, jabón neutro. Además el juguete viene con una aplicación que va indicando los cuidados que se necesitan, de caso de no obtenerlos, estos muñecos pueden hasta morir.

En tanto, hay diferentes colores de Ksi-Meritos, dependiendo del momento de la gestación en que se encuentran. De esta forma, algunos de ellos de colores como el rosado, morado o verde, han sido descritos por la marca como “sigoto en su etapa más temprana, el crío más diminuto de la línea Neotanal. Se caracteriza por piel suave y libre de folículo piloso. Sus extremidades son más delgadas y articuladas”. Con el nombre “sigoto”, se puede ver una referencia al cigoto, la célula que resulta de la concepción o unión del espermatozoide con el óvulo.

El mismo medio citado señala que estos muñecos han tenido gran éxito en los sectores antiaborto, ya que provocaría que las niñas se den cuenta del cuidado de los fetos y les darían cierto valor.

Por si fuera poco, estos pequeños necesitan bastantes cuidados, y en países como México hay incluso sectores especiales donde se les vacunan y se les da atención especial. No obstante, en Chile aún no han llegado estos servicios.

Finalmente, el video promocional de estos juguetes también ha dado de qué hablar. Con frases como “no lo saques de la incubadora porque sin tu amor no se mejora, un beso tal vez y vuélvete a meter”, un grupo de niñas vestidas de los años 50’ aparecen con los Ksi-Meritos.

Es por lo anterior también que grupos feministas han criticado el video y el uso de estos muñecos, ya que le mostraría a las niñas actividades que serían “de mujeres”, como “tengo que cuidar a mi Ksi-Merito, donde sea que esté lo llevaré conmigo, aunque sea en el club o cocinando, en el súper o me esté peinando…”.

¿Cómo fue el fenómeno de estos juguetes en México?

Carolina García es educadora de párvulos en una escuela en Guadalajara, México, y ha vivido de cerca la experiencia con estos pequeños muñecos. Esto ya que la gran mayoría de sus alumnos tienen un Ksi-Merito.

Cabe destacar que en su país no sólo existe el juguete y la aplicación, sino también clínicas, enfermeras y boutiques especiales para darle los cuidados necesarios.

Según indicó a Chicureo Hoy, estos juguetes fueron lanzados en México en el año 2012, por lo que hoy no causan el revuelo que causaron en un principio. “Cuando yo tuve conocimiento por primera vez de estos muñecos escuché a ciertos padres decir que les causaba mucho conflicto, debido al estrés que para los niños representaba, ya que estos muñecos se mueren, se enferman y hay que alimentarlos, por lo que los niños estaban preocupados todo el tiempo de que estuvieran bien”, relató. Sin embargo, comentó que producto de la piratería que existe en su país, muchos niños han podido adquirir Ksi-Meritos pirata, los que “ya no vienen con la aplicación entonces solo es un objeto. No se muere, no le pasa absolutamente nada, a diferencia del original que necesita comida, medicina y toda esa cuestión extra”. Es por esto que hoy “no es un cuidado diferente al que le darían a otro juguete cualquiera”, detalló.

¿Muñecos antiaborto?

Carolina explicó, según la información que ha podido recopilar, que este juguete habría sido “una respuesta de una marca mexicana hiper católica a la legalización del aborto. De hecho el juguete salió sólo dos años después de que se legalizara el aborto aquí en México”, señaló.

No obstante, cree que esta intención por parte de la marca no ha tenido tan buenos resultados en el país, ya que, según explicó, “para los padres debe ser súper complicado de explicar, osea cómo le explicas a un niño el significado de un cigoto o que su juguete es un feto. Es algo muy complejo (…) yo no he visto esto del cuidado del prematuro, pero yo soy maestra de niños pequeños, puede ser que con niñas de 8, 10 años se entienda un poco más este tema”.

Finalmente, cree que hoy, luego de varios años de que surgieron estos muñecos, la cosa es distinta, pues no tienen ninguna diferencia con otro juguete normal de otras marcas. Además de que los venden en la mayoría de las ferias de las pulgas, según comentó Carolina. CHH