NIÑOS

Nueva propuesta educativa llega a Chamisero

Un nuevo Jardín Infantil, donde la diversión y la estimulación de los sentidos se encuentran con el aprendizaje

La búsqueda de las familias de Chicureo por encontrar el lugar perfecto para la educación de sus hijos siempre debe considerar factores como el proyecto educativo y la cercanía con el lugar donde se vive. De este modo, la combinación ideal es que estos aprendan y desarrollen sus habilidades cerca de casa y en los mejores centros educativos.

La preocupación de los padres está también en que los más pequeños comiencen a ir al jardín infantil para que empiecen a desarrollar el aprendizaje mediante el cariño y el juego. Es esta la propuesta que trae el nuevo jardín que llegó a Chamisero: Jardín Bamboo, el cual abrirá sus puertas a principios de septiembre para todas las familias de la zona.

Este lugar, se diferencia por presentar como uno de sus pilares a la neurociencia. Con esta disciplina inspiradora se podrá comprender de mejor manera cómo funciona el cerebro y con esto, las emociones de los más pequeños. Por otro lado, han optado por la aplicación de la metodología High Scope, la que se sustenta en que el mejor aliado del aprendizaje es la diversión y las experiencias que estimulen los sentidos de los niños, por lo que en Bamboo abundará la música, el juego, las risas y el movimiento.

“Queremos ser capaces de generar un espacio donde todos se sientan cómodos y bien tratados, nuestros niños y niñas, sus familias y educadoras, así crear una comunidad que nos proporcione a todos solidas redes de apoyo teniendo como centro a los niños/as mediante el  establecimiento de redes de apoyo”, explicó Denisse Ávila, educadora de párvulo y psicopedagoga de la Universidad Católica, quien junto a Alejandra Hernández, ingeniera comercial, fundó el jardín.

“Lo central de High Scope es que ayuda a formar en el largo plazo a personas reflexivas, críticas y proactivas, enseñándoles a conocer en profundidad como enfrentarse a exigencias de la vida de una manera alegre y divertida”, sostuvo la especialista.

Con respecto a la línea educativa, Alejandra indicó que lo crucial es “comprender qué le pasa a esos pequeños cerebritos en esta época y, desde sus zapatos, poder apoyarlos en el reconocimiento de sus sentimientos, desarrollo de sus habilidades motoras, autorregulación y en sus habilidades para comunicarse. Todo esto en un ambiente en donde se sientan tranquilos y acompañados.”.

Bamboo tiene dos modalidades dentro de su jornada, por un lado, el jardín infantil que recibirá niños desde 1 año y medio a 4 años en horario mañana (8 a 12:30), extendido (8 a 15:30) y jornada completa (8 a 18:30). Por otro, está la forma “After school”, donde se abrirán las puertas para niños de hasta 7 años de edad, quienes podrán asistir a variados talleres después del colegio. Se ofrecerá un  momento de diversión intencionado por educadoras para apoyar en temas específicos  como pensamiento lógico matemático, apoyo en el desarrollo del lenguaje, desarrollo de motricidad fina y gruesa, creatividad, y taller de habilidades sociales.

“La finalidad es que los niños se inscriban a los talleres que más les hace falta. Cada día se impartirá uno distinto y en estos existirá también  el espacio para trabajar con los niños con dificultades para aprender, apoyándolos en sus hábitos de estudio”, indicó Denisse.

Finalmente, la invitación de Bamboo es a traer a sus niños a “un espacio donde se sientan acogidos, un lugar cálido donde las mismas familias creen una red de apoyo con el resto de la comunidad y se puedan sentir apoyados durante el aprendizaje de sus hijos”.

Para quienes quieran visitarlo, el jardín se ubica en la esquina de la calle los Canelos con Av. Chamisero, al costado del condominio “Singular” y cuenta con un lugar acogedor,  implementado con mucha dedicación para que los más pequeños tengan una excelente experiencia, entre los cuales se encuentra una biblioteca, un gimnasio multiuso, espacios destinados a huertas, talleres de escultura y todo lo necesario pensado en el bienestar de los más pequeños. CH H