NIÑOS

Vuelta a clases: ¿Cuál es el peso máximo que pueden cargar los niños en su mochila?

Sin darnos cuenta, los niños pueden estar transportando peso excesivo en su espalda. Conoce los detalles para cuidar la salud de tus hijos.

Cuadernos, libros, estuche y materiales de estudio: sin darnos cuenta, los niños pueden estar transportando peso excesivo en su espalda, y a pesar de que tiene beneficios caminar con una carga encima, abusar de ello o utilizarla de mala forma puede traer graves consecuencias para la salud.

La columna del niño sigue en desarrollo, por tanto, podría no estar lo suficientemente madura como para cargar mucho peso por un tiempo prolongado. Así lo explica David López, director del Programa de Quiropraxia de la Universidad Central. “El exceso de peso puede dañar la maduración de las placas de crecimiento vertebral y provocar pequeños desgarros discales en un niño, que más tarde evolucionarán hacia una discopatía”, asegura.

En consecuencia, el peso de una mochila para el niño no debiera exceder del 15% a 20% de su peso corporal. Esto quiere decir que si un niño tiene un peso de 40 kilos, su mochila no debe pesar más de 8, idealmente solo 6 kilos.

La otra recomendación es que la mochila solo se utilice para caminar trayectos cortos y sujetada por ambos hombros. Solo uno facilita la escoliosis en un futuro y puede producir dolor o fatiga muscular.

Asimismo, López señala como un error que los padres compren mochilas grandes para sus niños. “La mochila, sin contar sus tirantes, debiera medir no más dos tercios de la distancia que existe entre la última vértebra lumbar hasta la base del cuello. Es decir, si la espalda de su hijo o hija, desde el sacro hasta la nuca, mide 40 centímetros, la mochila no debiera exceder los 30 centímetros”, indica al medio 24 Horas.

Adicionalmente, se debe cerciorar de que los correajes sean de un ancho mínimo de 5 centímetros y acolchados, pues cuando son muy estrechos comprimen los tejidos y generan dolor de hombros.

Por su parte, la mochila de ruedas es una buena opción. Eso sí, se debe evitar que el niño cargue mucho peso o camine por terrenos irregulares: “Las tracciones repetitivas sobre la extremidad también podrían provocar sobreuso al hombro, codo y mano e inflamación muscular, entre otros problemas“, constata el quiropráctico. CHH