ACTUALIDAD NACIONAL

No estaba secuestrado andaba de parranda

Fingió secuestro para salir de fiesta y polola lo fue a buscar con Carabineros. Luego pidió a los oficiales que no lo dejaran en su casa sino que en la comisaría para evitar ver a su pareja enojada.

Cerca de la media noche una joven de 24 años denunció a Carabineros el secuestro de su pareja, de iniciales F.A.V.P, de 23 años. Prueba de la tortura que vivía este hombre, la mujer habría recibido audios por Whatasapp.

Según fuentes policiales, ante lo dramático de los hechos descritos, el OS9 de Carabineros inició un plan de búsqueda e interceptación de las comunicaciones y redes sociales que mantenía este hombre, todo con el fin de identificar sus rutas, últimas ubicaciones e información relevante para encontrarlo.

Entre los datos entregados por la angustiada joven, estaba que el hombre era conductor de servicio Uber y los audios vía Whatsapp enviados a la denunciante, desde donde se escuchaban voces masculinas que dirigían conversaciones extorsivas y de lejos, ruidos de gemidos, atribuidos a supuestas torturas de las que era víctima este hombre.

Los oficiales se encontraron con algo que no esperaban. “Sorpresa causó al equipo investigador del OS9 de la Dirección de Investigación Criminal descifrar que las rutas seguidas por el hombre secuestrado, correspondían al domicilio de sus tres mejores amigos, botillerías y locales nocturnos de admisión restringida”.

Por lo anterior, se descartó la tesis de secuestro u de otro delito, no obstante, al ser encontrado, el sujeto clamaba ser detenido y no llevado a su domicilio, ya que lo esperaba su pareja preocupada por sus horas de ausencia.