ACTUALIDAD NACIONAL

Corte de Rancagua ordena transfusión de sangre para recién nacido

Sus padres se negaban al procedimiento por sus creencias religiosas.

La Corte de Apelaciones de Rancagua ordenó proceder con la transfusión de sangre y todos los tratamientos que se requieran para salvaguardar la vida de un recién nacido internado en el Hospital Regional.

En fallo unánime, la Segunda Sala del tribunal de alzada, estableció que la negativa de los padres del menor, quienes son miembros de Testigos de Jehová, no puede ser óbice para proceder a la transfusión de sangre y hemoderivados que requiere su hijo, ante un riesgo inminente de perder la vida.

La resolución indica que “en efecto, el principio de la intangibilidad del consentimiento relacionado con la libertad de conciencia, traducido en este caso negarse al acto transfusional, cede cuando estamos frente a una situación urgente, donde la vida y su pronóstico está en riesgo, siendo la transfusión un acto indispensable para obtener la sobrevida, esto quiere decir, la carencia de otra alternativa médica o terapéutica para lograr dicho objetivo”.

Por este motivo, se resolvió acoger el recurso de protección para proteger la vida e integridad física del menor. CHH