ACTUALIDAD LOCAL

Desecación de Laguna de Batuco: Corte Suprema acoge demanda de reparación en contra de privados

Desde la Fundación Batuco Sustentable, asociación que visibilizó el problema, celebraron la sentencia y aseguraron que “fija precedentes”

Este miércoles, y tras un largo camino recorrido, la Corte Suprema acogió una demanda de reparación de daño ambiental que presentó el fisco en contra de los propietarios de un terreno por la desecación de la Laguna de Batuco, zona de preservación ecológica y que forma parte del Humedal de Batuco.

Fue la Fundación Batuco Sustentable la que en el año 2010 comenzó a denunciar, en los medios de comunicación, la desecación de un 80% de las aguas de la laguna, hecho que estaba ocasionando la desaparición de gran parte de la flora y fauna del lugar. Los integrantes de la fundación medioambiental argumentaron en ese entonces que privados estaban interviniendo la laguna, quienes con drenes y canales estaban bombeando agua hacia la propiedad de la sociedad Inmobiliaria e Inversiones de Quilicura S.A.

Tras el ruido emitido por la fundación, algunos servicios públicos como Conaf, la Dirección General de Aguas y el SAG comenzaron a investigar el tema, hasta que en el año 2012 el Comité Penal del Consejo de Defensa del Estado (CDE) decidió querellarse por el delito de usurpación de agua en contra de dichos privados.

El fallo de la Corte Suprema

El fallo fue publicado en el Diario Constitucional este miércoles, en donde se afirmó que “es posible extraer la existencia de un daño específico y significativo al componente agua y fauna”. En tanto, la corte calificó el detrimento como “severo”, y agregó que “como consecuencia de lo anterior, la presencia de aves -según avistamientos reportados- disminuyó de 13.788 en 2009 a 5.288 en 2011”.

A raíz de lo anterior, el máximo tribunal “estableció que Servando Estanislao Joaquín Achurra Larraín e Inmobiliaria e Inversiones Quilicura S.A, han dañado el medioambiente de manera relevante al construir obras de captación de aguas que han secado un 80% de la superficie de la laguna”.

A partir de esto, se estimó que “los demandados deberán cesar inmediatamente toda extracción de agua desde la Laguna Batuco e indemnizar al Fisco los perjuicios causados (…)”. Junto con esto, se determinó que, dentro de un plazo de 120 días, se debe reestablecer los cursos naturales de escurrimiento de las aguas, retirar los aparatos de extracción de agua y eliminar el tanque de acumulación existente en el lugar.

Batuco Sustentable: “Esto fija precedentes”

Con gran alegría recibieron la noticia los integrantes de Batuco Sustentable, quienes contribuyeron con aportar antecedentes y siguieron denunciando la situación por largos años. En conversación con Chicureo Hoy, Eduardo Acuña, presidente de la fundación, destacó que la sentencia “es tremendamente positiva para nosotros, sobre todo porque fija precedentes de comportamiento para futuros daños ambientales que se generen en Chile”.

El dirigente ambiental enfatizó en que con esto “se vuelve a dar protección al humedal, y de algún modo, se saca de ciertas garras inmobiliarias, al menos la zona de preservación ecológica”.

Junto con esto, indicó que la sentencia “es un espaldarazo gigantesco para nosotros y nos dice que efectivamente pueden haber pequeñas luces dentro de estas sombras que se producen día a día en el territorio nacional”.

Acuña vio también esta victoria ambiental como una motivación para las futuras generaciones: “los jóvenes muchas veces creen que a veces luchar contra gigantes no se puede, como lo que está pasando en Quinteros o en un montón de lugares, pero yo quiero decirles que sí se puede. Que hay que tener paciencia pero sí es posible”, subrayó.

Finalmente, el presidente de la fundación afirmó que “lamentamos quién haya sido el demandado y lo que tenga que pagar pero son consecuencias de sus propios actos”, y aseguró que “vamos a seguir el caso y vamos a ver cómo sigue esta sentencia, también como un referente para todo el resto de los daños que se están provocando en Chile en los humedales, en los salares y en todo el ecosistema nacional”. CHH