ACTUALIDAD NACIONAL

Desmayos en colegio evangélico: Mónica Rincón califica falta de asistencia médica como un “profundo error”

“La libertad de culto o de enseñanza no pueden estar por sobre el cuidado irrestricto de las personas” añadió la periodista.

Este lunes, el colegio evangélico Jahve Nisi en Santa Juana, región del Biobío, presenció un extraño suceso: 13 desmayos simultáneos al interior del establecimiento.

Según informó Radio Biobío, se trataría de un grupo de alumnos que se reunieron a orar y comenzaron a moverse de forma atípica y hablar en lo que se describe como “otras lenguas”, finalmente desvaneciéndose.

La institución convocó una reunión de emergencia con los apoderados y declararon el hecho como una manifestación del Espíritu Santo.

Ante esto, la periodista de CNN Chile, Mónica Rincón, se pronunció diciendo: “Tengo un profundo respeto por las creencias de cada persona. La democracia implica también protección a la libertad de culto y de enseñanza. Pero toda libertad tiene límites” afirmó, y agregó que a pesar de que se señaló que los alumnos estaban bien y que los desmayos no tenían relación con algún problema de salud, “hasta donde sabemos, no se les ha hecho revisión médica de parte del establecimiento. Me parece un profundo error”.

Continuó diciendo que “más allá de que los directivos lo atribuyan al Espíritu Santo, lo que ellos y el Estado deben garantizar es que la causa de lo sucedido no sea patologías físicas o psicológicas, o que a raíz de esta actividad alguien haya sufrido un daño”.

Autoridades del colegio aseguraron estar preparándose para futuras “apariciones milagrosas”, sin embargo, la periodista se manifestó en contra de que no se llamara a un personal médico y no hubiera preparación en ese ámbito.

“Porque la libertad de culto o de enseñanza no pueden estar por sobre el cuidado irrestricto de las personas y ahí el Estado debe ser el primero en cautelar la integridad de todos, más aún si se trata de menores de edad” concluyó Rincón.

El caso continúa investigándose, no obstante, hasta el momento no ha habido denuncias de niños afectados por el desmayo en términos de salud. CHH