ACTUALIDAD LOCAL

Familia de Chicureo sufre 2 encerronas en menos de 4 días: “Falta que nos roben las bicicletas”

Le ocurrió el domingo a él y el miércoles a su señora, a plena luz del día

El día de ayer se dio a conocer el relato de la propia ministra Karla Rubilar, sobre cómo uno de sus escoltas frustraron una encerrona delante de ella, en la autopista Los Libertadores. Hoy nuevamente un vecino de Colina cuenta otra increíble historia.

Fue el domingo 5 de abril en la tarde, cuando el vecino de Santa Esther, Rodrigo Astele, invitó a sus hijos a dar una “vuelta en auto” sin bajarse, luego de 3 semanas de cuarentena. Decidió en esta oportunidad, dar una vuelta más larga de lo normal para que sus niños  de 16, 14 y 10 años, disfrutaran del paisaje luego de tantos días de cuarentena. En ese momento, en el sector de calle San Miguel, un auto muy rápido se ubica detrás de él, con 4 personas. Luego aparece otro, que venía detrás de este, con el conductor y dos más. Se baja uno por la derecha y otro detrás del conductor, armados. “Ya no había nada más que hacer”, comentó Rodrigo a Chicureo Hoy

En su relato Rodrigo comenta, que en el momento en que descendió de su vehículo (Ford Explorer Blanca, patente JGXP – 40) pensó en decirles que les entregaría todo, que tuvieran calma y no hicieran nada puesto que sus hijos estaban adentro y el les entregaría todo, sin embargo no hubo tiempo, los delincuentes ya le tenían la pistola en la frente. “En ese momento me doy cuenta que el otro le está colocando la pistola a mi hija de 16 para quitarle la cadena de oro… Les entregué todo, mis documentos, celulares, todo”. Fueron 7 los delincuentes en total los que planearon el atraco, sin embargo solo 2 descendieron de los cuales solo uno tenía el rostro cubierto, recuerda el vecino de Liray que vive hace un año y medio en la zona.

Gracias a que una de las hijas logró mantener el celular pudieron comunicarse con Carabineros de inmediato, logrando acudir al lugar en 20 minutos luego del atraco. “llegaron varias patrullas, pero ya era muy tarde, cerca la hora los tipos ya estaban muy lejos”, “arrancaron en dirección a Batuco. Abandonaron el celular de mi hija cerca de los `Huevos de Santa Marta´”.

Nuevamente en el mismo sector

Hoy 8 de Abril, alrededor de las 17:30 horas, fue el turno de la señora de Rodrigo. Entrando por la ruta 5 y al llegar al sector del Colegio Bicentenario en Liray, 4 sujetos la interceptan, se bajan y le rompen su vidrio con un arma, la toman del brazo y la tiran al piso. “Quedó en shock. No sabe bien lo que pasó después”. Los moretones en los brazos y vidrios en las manos, dan cuenta de la violencia con la que actuaron y la sacaron del auto (BMW 316 color Gris  patente DZYY-15), indicó en su testimonio, impotente su marido: “había mucha gente en el sector, a los delincuentes no les importó nada”.

En este caso los delincuentes dejaron el auto que utilizaron para el atraco, abandonado, llevándose solo el vehículo de la mujer. Si bien Carabineros llegó de inmediato, tampoco lograron dar con los sujetos.

Luego de lo vivido Rodrigo siente vivir en un pueblo sin ley, ya no quiere encontrar los autos “los quiero quemados con los tipos adentro. Nadie le pone una pistola a un niño”.

Después de esta experiencia vivida como familia, siendo asaltados por quienes describe como delincuentes de entre 20 a 30 años, en menos de 4 días , Rodrigo ya resignado indicó: “No hay reglas para ellos… ahora ya falta que nos roben las bicicletas”. CHH