ACTUALIDAD NACIONAL

Gobierno confirma nuevo instructivo para la entrega de cajas de alimentos

El protocolo resguarda las medidas sanitarias de distanciamiento social

Ante la polémica por documento que instruía a las autoridades a una serie de obligaciones comunicacionales al momento de la entrega de las cajas de alimentos, entre ellas detalles para concretar fotografías y uso de redes sociales, donde siempre se agradeciera al Presidente; la Secretaría de Comunicaciones, Secom, del ministerio Secretaría General de Gobierno, informó sobre nuevo protocolo que supera las controversias ocasionadas por el anterior.

Esto luego que la ministra vocera Karla Rubilar, de quien depende la Secom, asumiera la responsabilidad del cuestionado protocolo anterior.

El nuevo texto explica cómo deben entregarse las cajas, pero se resalta en que se deben evitar aglomeraciones y cumplir con las medidas sanitarias, informa Emol. “En ningún caso, los funcionarios públicos y autoridades que realicen la distribución deberán ingresar al hogar de los beneficiarios, debiendo realizar la entrega de la canasta desde el exterior de esta y resguardando las medidas sanitarias de distanciamiento social”, sostiene el instructivo.

Respecto de la difusión de imágenes y fotografías, se agrega que toda comunicación sobre la entrega del beneficio “deberá mantener el más estricto apego a la normativa existente y resguardar en todo momento la vida privada y dignidad, tanto de los beneficiarios como de sus familiares y menores de edad”.

Se enfatiza además, en que se debe explicar a las familias que la toma de imágenes no es solo para la difusión y comunicación del programa “Alimentos para Chile”, sino también es un instrumento necesario como medio de respaldo y verificación para una posterior rendición de cuentas y auditorías.

Por último, en la parte que se explican las recomendaciones de las publicaciones en redes sociales, se sostiene que se debe contener el #AlimentosParaChile en ellas y darle contexto a la actividad y que la entrega del beneficio es “impulsado por el Gobierno de Chile, en cuyo proceso participan los alcaldes de las distintas comunas. No es un “regalo” de una autoridad particular y no se debe personalizar su entrega”, define el protocolo.