ACTUALIDAD LOCAL

Insólito: Aeródromo de Peldehue aún no puede funcionar y solucionar problema cuesta más caro que su construcción

El MOP abrió un sumario interno y autoridades esperan que en un año pueda operar el terminal aéreo.

Cuando comenzó la construcción del nuevo aeródromo de la capital ubicado en Peldehue, en la comuna de Colina, se tenía estimado que en enero de este año estaría operando, pero lamentablemente ese plazo no se cumplió y no tiene aún fecha para que se corte la cinta. Trascendió que en un año más habría posibilidades de que entre en funcionamiento.

La razón: una línea de alta tensión que pone en riesgo la seguridad de los vuelos que está ubicado al norte del terminal aéreo, según informó el diario El Mercurio.

El MOP señaló que este terminal ayudará a descongestionar el tráfico aéreo del aeródromo de Tobalaba y que recibirá al borde de 20 mil operaciones por año. Al respecto, el subsecretario del MOP, Lucas Palacios, señaló al citado medio que la construcción se encuentra en su etapa final, proyectando el inicio de funciones en “dos o tres meses.

Pero la gran traba de todo el asunto es que para que pueda operar este aeródromo, habría que soterrar las líneas de alta tensión de Codelco y División Andina, lo que tiene un costo de $11.263 millones, por los 1,2 kilómetros de cableado. El precio es cerca de un 10% más caro que el presupuesto de la construcción del propio aeropuerto, por lo que la Contraloría objetó dicha situación.

Según advirtió el órgano fiscalizador del Estado, cuando se presentó el proyecto se había estimado que el cableado sería trasladado, sin embargo, Codelco decidió la opción de soterrarlo, lo que costaría $5.466 millones. Este precio se vio altamente afectado por nuevas exigencias, como dar un espacio para un sistema de telecomunicaciones e incorporar una trinchera de hormigón.

Según señala Contraloría “el compromiso (original) de inversión para la construcción del aeródromo resultaba ineficaz, toda vez que debía resolver primeramente el mentado traslado de líneas para mejor ponderar sobre los costos involucrados y el lugar definitivo de emplazamiento de la infraestructura aeroportuaria”.

En la administración anterior, en 2014, se dio prioridad presidencial al Aeródromo Peldehue, por lo que se permitió su construcción sin previa aprobación del Ministerio de Desarrollo Social. En la actualidad, en el gobierno del Presidente Piñera han intentado en dos ocasiones hundir la línea de alta tensión, sin embargo, Contraloría no ha tomado razón de los decretos y por ende no se ha podido concretar la acción.

El MOP inició un sumario interno por este escandaloso hecho, pero en paralelo llamó a concurso para licitar el soterramiento, ante lo que el subsecretario Palacios manifestó que esperan “poder bajarlo en forma significativa, al orden de los $7 mil millones”, por la competitividad de las ofertas que puedan llegar. CHH