ACTUALIDAD LOCAL

Joven que participó en excursión al cerro Pangue: “Llegamos a un momento donde algunos no les daba el cuerpo”

Los jóvenes estaban deshidratados y acalambrados cuando pidieron ayuda a Carabineros para salir del cerro Pangue.

Uno de los jóvenes, Benjamín Noguera, que fue parte del grupo de excursionistas, cuyos compañeros  fueron rescatados en helicóptero por el GOPE de Carabineros, en coordinación con personal de la Subcomisaría de Chicureo,  desde el cerro Pangue,  habló con Chicureo Hoy y comentó detalles de la jornada donde según las primeras indicaciones se habrían perdido, sin embargo Benjamín asegura que siempre estuvieron orientados, solo que algunos estaban deshidratados y muy lejos de llegar a destino cuando se dieron cuenta que les quedaba un gran tramo por recorrer.

El joven comenta que la escalada comenzó temprano, siempre pensando que la ruta que iban a tomar sería la mejor. “La cosa fue que salimos a las 11 de la mañana, pensando que el cerro al que íbamos (Pangue), no era tan lejos y partimos con 2 litros de agua más unas botellas chicas. Partimos en un sendero y pensamos que acortando por un cerro íbamos a hacerlo más rápido y la cosa es que terminamos metidos en medio de puros pinchos, árboles con paja muy alta”, comenta.

Agrega que el agua se terminó muy rápido producto de las altas temperaturas en medio de los cerros. “Eran las 13:30 y se nos había acabado el agua, y decidimos tomar el camino hacia Chicureo, porque estaba más cerca según el mapa. Como estábamos deshidratados, comenzamos a caminar para intentar llegar a la cumbre. Subimos rocas de 3 metros, en muy mal estado. Llegamos hasta arriba y eran las 17:30 y no habíamos tomado nada de agua desde las 13:30 horas” afirma el joven, quien señala que ese fue el momento más complejo que vivieron.

Además comentó que junto a un amigo, con quien estaban en mejor estado, decidieron ir más arriba, para pedir ayuda. “Yo con un amigo que estábamos en un poco mejor estado físico dijimos… ya! nosotros vamos a llegar al sendero de más arriba a ver si es que en verdad es bueno para que llegue una moto y pedir ayuda. Desde ahí la moto nos recoge y ustedes suben hasta donde estamos nosotros. Ellos dijeron… `vamos a ver… en verdad estamos demasiado mal, mareados con dolor de cabeza´”.

Llegado a la cima, estos dos compañeros, indicaron al resto del grupo que sí se podía subir, sin embargo definitivamente esto no sería posible. Estaban completamente deshidratados y acalambrados, no podían caminar y temían les pudiera pasar algo, por lo que no accedieron a realizar la subida.

En ese punto y con señal, Benjamín junto a su otro compañero, no dudaron en avisar a sus familiares y a Carabineros. La idea de ellos era que algún funcionario en moto, subiera para llevarles agua, hidratarse y luego dar con el resto del grupo para hidratarlos también y continuar la caminata. Sin embargo, el conocimiento de carabineros respecto a este tipo de situaciones, hizo que no dudaran en acelerar el proceso antes que anocheciera, ocupando los recursos necesarios para el rescate a plena luz del día, evitando que se hiciera más complejo.  Benjamin comentó: “Llamamos a Carabineros y la única opción que nos dieron era el helicóptero”.

Finalmente, estos dos compañeros, que siguieron sendero luego del aviso a Carabineros, caminaron cerca de tres kilómetros sin hidratarse pero por senderos sombreados, lograron llegar hasta  la Hacienda Santa Martina donde pudieron recuperarse.  Noguera es enfático, “Nunca estuvimos perdidos, siempre supimos donde estábamos, lo peligroso fue la falta de agua” afirmó el joven, quien además aclaró que el llamado no fue por “flojos”, sino porque de verdad estaban viviendo un momento complejo, deshidratados e inmersos en un lugar donde no había senderos trazados. CHH.

×