ACTUALIDAD NACIONAL

Más de 5 mil inmigrantes ilegales han ingresado al país en lo que va del 2020

Casi 3 mil son de nacionalidad venezolana.

Este martes, la subsecretaría del Interior anunció que 5.147 inmigrantes han entrado de manera ilegal al país entre enero y agosto, por lo que las autoridades sostuvieron una reunión virtual en donde acordaron reforzar las fronteras -especialmente las de la zona norte- con tal de evitar el paso irregular.

Según se consignó, los venezolanos son el grupo clandestino más numeroso, alcanzando los 2.969 en lo que va del 2020. Sin ir más lejos, en julio ingresaron de forma irregular 463 personas provenientes de Venezuela y en agosto 868.

Según indicó el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, este fenómeno se debe a “la crisis social y económica que vive Venezuela hoy, que hace que muchos de sus ciudadanos tengan que correr el riesgo de traspasar múltiples fronteras, al menos tres o cuatro, para llegar a Chile y tratar de ingresar”.

Asimismo, la autoridad destacó que por esto se necesita “una regulación migratoria moderna, para aquellas personas que quieran residir en nuestro país, para que lo hagan regularmente. Ese es el objetivo de la política migratoria: un proceso ordenado, seguro y regular, y no que tengan que ingresar clandestinamente por pasos no habilitados”.

Por su parte, el ministro del Interior, Víctor Pérez, también manifestó su preocupación al respecto, porque, según él, “este ingreso irregular masivo significa problemas para las comunas y regiones, para los chilenos y para ellos mismos (los inmigrantes)”.

“Hoy tenemos fronteras cerradas y cuando normalicemos la situación, esto puede ser más caótico. Hace absolutamente indispensable tener una ley migratoria que provea al Estado de las herramientas necesarias para combatir el ingreso irregular”, señaló el ministro.

Cabe destacar que, durante esta jornada, el Senado continuará revisando el proyecto de Ley de Migración y Extranjería, el que inicialmente postulaba la opción de que los inmigrantes contaran con una “visa de turismo laboral” que les permitiera ingresar al país con un plazo de 90 días para encontrar trabajo de manera legal, medida que fue rechazada con 35 votos en contra y 16 a favor. CHH