ACTUALIDAD NACIONAL

Pruebas a pirotecnia de Valparaíso y Viña se podrían extender más allá de Año Nuevo

El Ejercito señala que “está en riesgo la vida humana si (los testeos) no se hacen detalladamente”.

Desde la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN) advirtieron que los testeos a los fuegos artificiales caducos, que se esperaba utilizar en Valparaíso y Viña del Mar para Año Nuevo, podrían demorar más de lo esperado.

“Para nosotros no hay plazo perentorio. Estamos haciendo el trabajo normal, que dependiendo de la cifra de muestras toma hasta dos semanas“, señaló el director general de Movilización Nacional, general Patricio Carrillo, a El Mercurio.

Asimismo, el general Carrillo precisó que las pruebas, que se realizan en un lugar no revelado del desierto de Atacama, se “pueden extender más allá del sábado, sin problemas”. “Está en riesgo la vida humana si no se hace detalladamente”, afirmó.

El uniformado recordó también que en el show pasado una de las pirotecnias cayó sin explotar en una playa de la región y tuvo que ser desactivada por el GOPE de Carabineros, por eso es importante este procedimiento realizado a los elementos vencidos que se detectaron en Melipilla.

Conforme señala el medio citado, la pandemia por Covid-19 provocó que en el 2020 se cancelara la fiesta de Año Nuevo, la cual se realizó ininterrumpidamente desde 1953, quedando partidas de fuegos artificiales sin usar y que las empresas a cargo, Pirotecnia y Piromar, decidieron utilizarlas para recibir el 2023.

Al haber sido importadas hace más de dos años, la DGMN declaró que estaban vencidas en base a la Ley de Control de Armas y Explosivos. Sin embargo, el fabricante les da a esta pirotecnia una vida útil de cinco años. CHH