ACTUALIDAD NACIONAL

Sujeto de 36 años que “pololeaba” con menor de 13 años quedó en prisión preventiva

Según el hombre, que era compañero de trabajo de la madre de la menor, la relación era consentida.

El hombre de 36 años fue denunciado por la violación de una niña de 13 años en Punta Arenas, con la escusa de que todo era en marco de una “relación sentimental”

El diario local El Pingüino de Punta Arenas, la fiscal Wendoline Acuña, detalló que los hechos que fueron denunciados ocurrieron desde el 1 de junio de este año, en medio de una supuesta relación sentimental que habría comenzado el acusado con la niña.

Según lo informado por la fiscal Wendoline Acuña, los hechos denunciados habrían comenzado el 1 de junio de este año, en circunstancias que el acusado comenzó una supuesta relación sentimental, incluyendo encuentros sexuales supuestamente consensuados, con la niña.

Pero bajo el ojo de la ley, no pueden existir las relaciones consentidas entre un adulto y una persona menor de 14 años, por lo que fue formalizado Samuel Raipane Mancilla.

El hombre conoció a la menor en su trabajo, ya que la mamá de la adolescente, es colega del hoy imputado. Durante un tiempo a la fecha, la adolescente acompañaba a su madre al trabajo por diversos problemas de conducta que había presentado ella.

Según los antecedentes el imputado, ya tenía pareja y es padre de 5 hijos, por lo que al quedar al descubierto su infidelidad con la menor fue echado de la casa por su mujer.

A raíz de ello la madre de la menor recibió al sujeto en su casa, por lo que vivió en la misma vivienda que la niña de 13 años, instancia en la cual el abuso se habría repetido en diversas ocasiones, sin el conocimiento de la madre de la niña.

Durante este tiempo el imputado habló con la madre de la menor, para invitar a la niña al Carnaval de Invierno junto a los otros hijos del acusado. En septiembre salió solo con la mujer adulta y según detallan los antecedentes habría intentado acercarse a ella en evidente estado de ebriedad.

Fue ese episodio el que detonó la expulsión de Raipane de la casa por la misma madre de la joven, quien ya se había dado cuenta de los abusos que ocurrían en contra de su hija.

Además de ello, una profesora del colegio de la menor, vio a la pareja en la calle e informó a Carabineros, por lo que se ingresó la primera denuncia del caso.

Ante esta situación el hombre fue acusado de violación impropia y reiterada en calidad de autor. El Ministerio Público pidió la prisión preventiva, que fue concedida. A ello se suman 90 días de investigación en un caso donde el acusado arriesga penas que van desde los 5 años y 1 día hasta los 20 años de presidio.