DEPORTES

Deporte y Covid-19: Estudio recomienda a trotadores y ciclistas mantener mayor distancia y evitar “deslizamientos”

Estudios científicos demuestran que los estornudos y la tos llegan a más de dos metros, por lo que la distancia social de un metro en estos casos no sería suficiente.

Un estudio, titulado “Distanciamiento social v2.0: durante la caminata, la carrera y el ciclismo”, reveló que quienes caminan, corren o andan en bicicleta deben evitar el “deslizamiento” de otras personas, para así cumplir con un distanciamiento social seguro ante la pandemia del Covid-19.

Para el análisis, las universidades de Bélgica y Los Países Bajos analizaron las gotas exhaladas en los túneles de viento, a partir de lo cual se concluyó que el distanciamiento de 2 metros de distancia es “muy efectivo” cuando la persona está parada, ya sea en interiores o en clima tranquilo. Sin embargo, se indicó que es inadecuada cuando se hace ejercicio en la ruta directa de otras personas.

De esta forma, el documento señaló que los caminantes deben mantenerse al menos a 4 metros de distancia cuando siguen a otros, los corredores a 10 metros, y los ciclistas a unos 20 metros. Esto para evitar pasar a través de “nubes de gotas” de otros deportistas que también están haciendo ejercicio.

El “Slipstream”

La zona que surge justo detrás de una persona cuando hace deporte se llama “slipstream”, y “arrastra el aire un poco junto con esta persona en movimiento, por así decirlo”, dijo el profesor Bert Blocken, quien dirigió la investigación.

En esta línea, añadió que “a los ciclistas les gusta posicionarse en la corriente de otros para reducir su resistencia al aire. Pero alguien que camina o corre también tiene esa corriente. Hemos visto que no importa cómo se forme esa zona, las gotas terminan en esa corriente de aire. Por lo tanto, es mejor evitar ese deslizamiento”.

No obstante, el estudio, publicado por la Universidad Tecnológica de Eindhoven y KU Leuven en Bélgica, ha sido criticado, y aún no ha sido revisado por sus pares. Por su parte, Blocken dijo que el documento fue entregado apresuradamente al dominio público porque los autores consideraron “poco ético” retener los resultados de las personas  durante varios meses.

Junto con esto, el profesor Blocken enfatizó en que la investigación fue realizada por expertos aerodinámicos, en lugar de virólogos, y que por lo tanto, solo evaluó la probabilidad de que alguien pase a través de una “nube de partículas” y nunca afirmó evaluar el riesgo real de infección.

“Algunas personas piensan que todo esto surge de la nada, pero estos son experimentos que he estado realizando durante 20 años”, declaró a The Independent.

En tanto, indicó que “es interesante ver que los estudios pueden malinterpretarse fácilmente. La mayoría de las personas entendió el mensaje de manera positiva, pero hubo dos conceptos erróneos. Una idea errónea es que hacemos declaraciones sobre virología. Solo probamos la distancia a la exposición de las gotas. Eso es aerodinámica; ¿Cómo se comportan las gotas en el flujo de aire? No hice ninguna afirmación de que las tasas de infección serían más altas o más bajas”.

“Y algunas personas han dicho que aconsejé no salir, correr o andar en bicicleta, lo cual es lo contrario de mi intención. Soy un ciclista entusiasta. Deben salir, pero deben tener cuidado. Si te acercas demasiado a otra persona, mantente fuera de su flujo de deslizamiento, pero si quieres estar en el flujo de deslizamiento, mantén una distancia más larga”, explicó.

De esta forma, el estudio alentó a a hacer ejercicio en una formación escalonada, con el fin de evitar el deslizamiento directo de los demás y garantizar un amplio espacio al adelantar.

“Si alguien exhala, tose o estornuda al caminar, correr o andar en bicicleta, la mayoría de las microgotas quedan atrapadas detrás del corredor o ciclista. La otra persona que corre o hace un ciclo justo detrás de esta persona líder en la corriente de desplazamiento luego se mueve a través de esa nube de gotas”, afirmó Blocken. CHH