MUJER

Conmemoración del 8 de marzo: tres derechos alcanzados en Chile por las feministas

Hoy se rememora la lucha de las mujeres por lograr igualdad de derechos

La conmemoración del 8 de marzo trasciende de un hito histórico catastrófico. Durante este día, las mujeres reconocen los derechos obtenidos y se manifiestan exigiendo los que aún no han alcanzado.

La discusión en torno al feminismo ha generado distintas opiniones y disidencias a nivel nacional e internacional. Sin embargo, en el día que rememoramos las batallas dadas por las mujeres a lo largo de la historia, recordamos derechos obtenidos por la lucha de las chilenas.

Derecho a ir a la universidad

No siempre las mujeres en Chile pudieron ir a la universidad. Tampoco estudiar. Fue en 1870 cuando por primera vez se comenzó a discutir la posibilidad de que las mujeres pudieran instruirse en carreras técnicas ligadas a la educación.

Las manifestaciones feministas de esa época, encabezadas por mujeres como Elena Caffarena, lograron que con el tiempo las mujeres fueran consideradas no sólo en carreras técnicas vinculadas a la educación y al servicio.

Eloísa Díaz y Ernestina Pérez fueron las primeras mujeres en convertirse en médico cirujano. Las primeras universitarias chilenas escogieron estudiar derecho y medicina.

Derecho a voto

Fue en 1949 cuando el presidente Gabriel González Videla promulgó la Ley del Voto Político Femenino. Sin embargo, este logro fue discutido durante muchos años antes de la promulgación de la normativa. Su debate se gestó desde 1920, pero el derecho a voto a la mujer no fue considerado debido a la oposición del oficialismo a los partidos anticlericales y de izquierda.

Pese a ello, tras la negativa de las mujeres de aceptar ser excluidas de las elecciones políticas, y manifestarse para lograr su participación, en 1934 se aprobó el voto femenino en las elecciones municipales, y en 1949 el presidencial.

Feminismo actual en Chile

Desde 1990 que se han vuelto a impulsar agrupaciones de mujeres dedicadas a incentivar el feminismo en Chile.

Sin embargo, durante los últimos años, el feminismo se ha profundizado aún más en el país. Las marchas en contra del femicidio, como “Ni una Menos”, o en contra de la educación sexista, así como las manifestaciones a favor del aborto, han generado cambios a nivel cultural: las autoridades han establecido normativas relacionadas al derecho reproductivo de la mujer, como el aborto en tres causales. Además, analizan la posibilidad de promulgar otras normas que rechacen el acoso sexual callejero y la violencia a las mujeres, incluso en el pololeo. CHH