ACTUALIDAD LOCAL

Apoderados se manifiestan en Escuela Santa María de Esmeralda por acusación de agresión sexual

El hecho ocurrió el pasado viernes por la mañana y habría sido protagonizado por un trabajador externo a la institución.

Fotos: Chicureo Hoy

Durante la jornada del pasado viernes 4 de noviembre, se informó de una situación de agresión sexual hacia menores de la Escuela Santa María de Esmeralda ubicada en la comuna de Colina, donde alumnas habrían sido agredidas por un maestro que se encontraba realizando reparaciones.

Conforme relatan apoderadas de la institución, quienes la jornada de este lunes se manifestaron a las afueras del recinto, el hecho ocurrió a eso de las 11:00 de la mañana, pero ellas solo se enteraron cerca de las 14:00 horas avisadas por las alumnas.

“Hubo acoso, en el sentido de tocar a las niñas, forzándolas”, indicó una de las apoderadas, agregando que “el colegio ha estado en silencio, no hay apoyo hacia las niñas”.

También, precisó que “el director habló con las niñas, hablaron con Convivencia Escolar y con la sicóloga, incluso, a una de las niñas la hicieron encarar al caballero, ni siquiera la mamá sabía”.

Apoderados del colegio, al enterarse de esta situación, realizaron una denuncia pertinente en contra del sujeto que habría protagonizado esta agresión hacia las menores, quien habría sido trasladado del lugar por personal de la 8ª Comisaría de Colina, pero aseguran que aún no tienen respuesta de qué va a pasar con él, ni si continúa detenido.

Por su parte, desde el colegio manifestaron mediante un comunicado que “al recibir las acusaciones el equipo de Convivencia Escolar activó el protocolo establecido en el manual de la escuela, iniciando un proceso de investigación, que tiene por finalidad establecer fehacientemente los hechos relatados, resguardando la integridad de los y las involucradas y otorgar la mayor tranquilidad posible a la comunidad educativa”.

Además, se informó que el trabajador externo que fue acusado de la agresión a las menores fue separado de sus funciones y recalcaron que como institución “siempre velarán por el respeto y la integridad de todos y todas quienes formen parte de la comunidad educativa”.

En tanto, las clases en la escuela continúan, sin embargo, las apoderadas no enviarán a sus hijos e hijas, a la espera de una respuesta por parte de la institución. CHH