ACTUALIDAD INTERNACIONAL

Calentamiento global en Monte Everest deja en descubierto decenas de cadáveres

Más de 200 montañistas han muerto en la cima del Everest desde 1922.

El calentamiento global ha hecho lo suyo con los glaciares y la nieve del Monte Everest, y a medida que suben las temperaturas, sorpresivos descubrimientos han ocurrido en el pico más alto del mundo.

Primero, se reveló hace un tiempo la cantidad de basura que existía en la cima. Ahora, operadores de la expedición al monte han encontrado un número creciente de cadáveres de escaladores en el lugar.

Más de 200 montañistas han muerto en la cima del Everest desde 1922, y por la dificultad para bajarlos se cree que la mayoría ha permanecido enterrado bajo la nieve o los glaciares.

“Debido al impacto del cambio climático y el calentamiento global, la nieve y los glaciares se están derritiendo rápidamente y los cuerpos están quedando expuestos y son descubiertos por los escaladores”, aseguró a CNN Ang Tshering Sherpa, expresidente de la Asociación de Montañismo de Nepal. “Desde 2008, mi propia compañía ha hallado siete cadáveres de algunos montañistas, algunos de los cuales se remontan a una expedición británica en la década de 1970”, afirma.

Estudios recientes arrojan que los glaciares del Everest están cada vez más reducidos. Este es un problema serio, ya que afecta operaciones y está empeorando cada vez más la situación. Tenzeeng Sherpa, tesorero de la asociación, afirmó que el cambio climático está afectando a Nepal rápidamente, e indica que en algunos lados los glaciares se están derritiendo un metro cada año.

“La mayoría de los cadáveres los llevamos a las ciudades, pero los que no podemos retirar, los respetamos orando por ellos y cubriéndolos con rocas o nieve”, señaló.  Asimismo, lamentó poca acción de autoridades ante los recientes hallazgos de cadáveres en la montaña. “No hemos visto al Gobierno asumir ninguna responsabilidad”.

Ahora bien, retirar cuerpos o recuperarlos de los campamentos más altos puede llegar a ser una tarea costosa y, sobre todo, peligrosa. Según afirma Ang Tshering Sherpa, pionero del turismo en el Everest, han intentado obtener fondos del gobierno. “Los operadores, sentimos que es nuestro deber y por eso, cuando los encontramos, retiramos los cuerpos”. CHH