ACTUALIDAD NACIONAL

Condenan a fisco a indemnizar con $800 millones a familiares de internos que murieron en incendio en Colina II

El hecho ocurrió en abril de 2009.

El Vigésimo Quinto Juzgado Civil de Santiago condenó al fisco a pagar una indemnización de $800 millones a familiares de internos que murieron durante un incendio en la cárcel Colina II, el que tuvo lugar el 26 de abril de 2009.

El hecho ocurrió cuando una riña al interior del penal derivó en un incendio que terminó con la vida de 10 personas.

De acuerdo a lo indicado por el fallo, en medio del encuentro un interno habría lanzado una cocinilla prendida, la que cayó sobre una cama, que comenzó a incendiarse.

Según lo informado por el tribunal, algunos funcionarios de Gendarmería no velaron por la vida e integridad de los reos, ya que existió demora en dar aviso a Bomberos sobre la emergencia que se estaba produciendo, consignó Radio Biobío. 

En la instancia, se señaló que “la demora en el aviso oportuno a bomberos es una labor que recae en el Oficial de Guardia y personal de la sala de circuito cerrado de televisión (CCTV), quienes en los hechos reconocen no haber efectuado tal llamado, pese a requerimiento expreso del Jefe Interno del Establecimiento, quien de manera radial, en forma reiterada y desesperada solicita la concurrencia de Bomberos, lo cual queda demostrado en el registro radial que existe de los hechos”.

Sumado a lo anterior, se indicó que la conexión permanente entre Bomberos y el penal estaba descompuesta, “situación en la que se observa negligencia del personal encargado la sala de seguridad, pues si bien informaron tal situación por un tiempo, se conforman con ello, no siendo insistente en la necesidad de repararlo, quedando demostrado que dicha unidad penal no tenía un contacto permanente con Bomberos, a diferencia de lo que ocurre con Colina 1, desde donde a diario se comprueba la operatividad del mismo”.

Asimismo, el texto añadió que “en los hechos, existieron omisiones en cuanto a la alerta oportuna y el manejo adecuado de la emergencia por parte del personal de Gendarmería de Chile que se desempeñaba a cargo de dicho aspecto, a la sazón, en el Centro Penitenciario Colina II (…); además de lo cual, la Red Seca se encontraba inutilizable, al igual que la línea telefónica directa con Bomberos”. CHH