ACTUALIDAD NACIONAL

Confirman que cuerpo encontrado en río Ñuble corresponde a Carolina Fuentes

La mujer de 42 años se encontraba desaparecida desde fines de junio de este año.

Durante la tarde de este miércoles, la Fiscalía Regional de Ñuble confirmó el hallazgo del cuerpo de Carolina Fuentes Bustos (42), quien se encontraba desaparecida desde fines de junio de este año.

La ratificación de su identidad se pudo establecer a partir de la identificación de huellas del cuerpo hallado el lunes en el sector Membrillar, en Portezuelo.

Según informó la fiscal jefe (s) de Quirihue, Cecilia González, ya se comunicó de manera oficial el resultado a la familia, la que actualmente está recibiendo orientación para las etapas de entrega del cuerpo de la fallecida.

En tanto, desde la Fiscalía de Ñuble señalaron que están realizando las diligencias instruidas a la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), con tal de esclarecer los hechos. Junto con esto, indicaron que la investigación tiene carácter de secreta, por lo que por el momento no se entregarán más detalles al respecto.

Por su parte, desde la familia señalaron estar tranquilos por el hallazgo, afirmando que “no es una noticia alentadora, pero sí nos da una tranquilidad como familia el saber que sí es el cuerpo de Carolina el que encontraron. Quiero agradecer a todos quienes han estado pendientes de este caso y pedir si esto se puede aclarar porque es terrible el momento que estamos viviendo y no queremos dejar sola a Carolina”, afirmó un tío de la mujer.

Cabe recordar que Carolina Fuentes desapareció el pasado 25 de junio, tras haber viajado de Santiago a Ninhue para vender una camioneta que heredó de su padre.

Una vez en Ninhue, decidió quedarse unos días en Portezuelo en el domicilio de Ricardo Neira, quien fue la última persona en verla y con el que mantenía una relación, según indicaron sus cercanos.

El sujeto declaró que la última vez que la vio fue cuando la fue a dejar a Chillán para que tomara el bus de vuelta a Santiago, sin embargo, la mujer nunca volvió a la capital. CHH