ACTUALIDAD NACIONAL

Contraloría dictamina que las instituciones públicas no pueden bloquear a usuarios de Twitter

La medida fue considerada inconstitucional y vulneratoria derechos fundamentales.

Este sábado la Contraloría General de la República, falló en torno a que las instituciones públicas no puede bloquear a usuarios en sus cuentas oficiales de Twitter.

El órgano respondió a un requerimiento realizado por dos personas, quienes fueron bloqueadas por el perfil de la Policía de Investigaciones.

Ante esta información, la PDI se defendió argumentando que ellos tienen  “un manual de uso de redes sociales, reservándose el derecho a bloquear las cuentas de usuarios que transgredan ciertas normas básicas como uso de lenguaje violento, soez, ataques a instituciones, autoridades y a cualquier tipo de minorías, entre otros tópicos”.

Agregaron en su respuesta que la acción de bloquear “es facultad exclusiva y excluyente de todo administrador de una cuenta de ese tipo la de aceptar y/o bloquear discrecionalmente a sus seguidores y/o comentarios efectuados, sin constituir una conducta arbitraria o ilegal, sino una manifestación de su derecho sobre la misma”.

Pese a ello, la Contraloría argumentó su fallo con artículos de la Constitución. “De acuerdo con el artículo 5° de la Constitución Política, es deber de los órganos del Estado respetar y promover los derechos esenciales que emanan de la naturaleza humana, garantizados por la misma. Enseguida, el inciso segundo del artículo 8° prevé que son públicos los actos y resoluciones de los órganos del Estado, así como sus fundamentos y los procedimientos que utilicen”, manifestaron en su escrito que se hace extensible a todas las instituciones públicas.

En ese sentido, el dictamen agrega que  “la Carta Fundamental asegura a todas las personas, la libertad de emitir opinión y la de informar, sin censura previa, en cualquier forma y por cualquier medio, sin perjuicio de responder de los delitos y abusos que se cometan en el ejercicio de esas prerrogativas”.

Las cuentas de Twitter de los organismos públicos son vistos por la Contraloría como  “un bien de dicho servicio, que debe ser utilizado para servir a los fines institucionales o para publicitar comunicaciones o hechos de interés general para toda la población acerca de algún aspecto relevante de las labores, actividades o tareas que versen acerca de su funcionamiento (…) en correspondencia con el derecho de los ciudadanos a conocer y ser informados de las actividades y labores desarrolladas en forma continua y permanente por los servicios públicos, y a emitir opiniones sobre ello”.

“Consecuente con lo expuesto, no corresponde que la PDI bloquee unilateralmente en su cuenta institucional a aquellos usuarios particulares de la citada plataforma virtual de comunicación social que han emitido ciertas opiniones o expresiones, debiendo adoptarse, a la brevedad, las acciones necesarias para subsanar dicha situación”. CHH