ACTUALIDAD LOCAL

Desalojan parte de toma instalada en ladera del río Colina

En conversación con Chicureo Hoy, el Gobernador de la Provincia de Chacabuco, Javier Maldonado, explicó que el municipio trabajó para relocalizar a quienes tuvieron que dejar el lugar.

Durante la jornada de este martes, personal de Carabineros, Policía de Investigaciones (PDI) y funcionarios municipales desalojaron una toma instalada en las ladera del río Colina, denominada como “Pueblo sin ley”.

De acuerdo a lo detallado por el gobernador de la Provincia de Chacabuco, Javier Maldonado, a Chicureo Hoy, en la oportunidad se desalojaron unas 20 viviendas con 37 personas. Esto, considerando el riesgo y las condiciones precarias en que estas familias vivían. “No fue por un tema de que se viera feo o porque generara un impacto social, sino para evitar los riesgos de estas personas que estaban ubicadas al borde del cauce de un río, el que puede crecer con las lluvias y generar desprendimientos de tierra”, aseveró.

El gobernador explicó que en esta oportunidad solo se pudo desalojar una parte de la toma total, la que correspondía a terreno fiscal. Esto ya que, según afirmó, “yo como autoridad solo tengo la potestad de solicitar el uso de la fuerza pública solo en bienes de uso público y bienes fiscales, entonces esa parte de esa toma que era público fue la autorizada”.

La toma, en tanto, había sido notificada en varias oportunidades por la municipalidad desde febrero de este año, sin embargo, la solicitud de desalojo no había sido activada hasta la semana pasada, donde “se hizo el proceso correspondiente para confirmar si era un bien de uso público, y al comprobarse, se hizo hoy el desalojo, el cual fue de forma pacífica”, precisó el gobernador.

¿Qué pasa con las personas desalojadas?

De acuerdo a lo indicado por la autoridad provincial, “la municipalidad hizo un trabajo bien detallado para catastrar a las personas y buscar alternativas para relocalizarlas en otras zonas”.

En esa línea, valoró que “a todas las personas la municipalidad les ofreció apoyo, a algunos se les entregó subsidio de arriendo, otros tenían subsidios pendientes que pudieron ser activados, y con otros se gestionó la posibilidad de que fueran a casas de familiares”.

A partir de esto, el gobernador aseguró que “se hicieron todos los esfuerzos para que las personas fueran relocalizadas de la mejor manera”.

Tras el desalojo, indicó que maquinaria municipal procedió a romper las estructuras y a dejar el terreno inhabitable, con el fin de que no lleguen nuevas familias a la zona.

Por otro lado, en cuanto a la parte de la toma que está en terreno privado, Maldonado comentó que “ahí los dueños del terreno tienen que entrar en acciones judiciales o en querellas por ocupación ilegal y eso es potestad de ellos, nosotros como gobernación no podemos intervenir en eso”.

Cabe recordar que esta no es la primera toma que se desaloja en la comuna, y es que solo hace un poco más de dos meses, Fuerzas Especiales retiró a personas que habitaban de manera ilegal en una parte de un terreno situado frente a Estancia Liray. Al igual que en esta oportunidad, se generaron montículos de tierra en el lugar para dejar el terreno inhabitable. CHH