ACTUALIDAD LOCAL

El Cuasimodo más grande de Chile se vive en Colina: confirman versión 2022

Se realizará el primer domingo siguiente a la Pascua de Resurrección.

Foto: Chicureo Hoy 

Luego de dos años de ausencia debido a la pandemia de Covid-19, el Cuasimodo más grande Chile vuelve a la comuna de Colina.

La actividad rural llamada “un verdadero tesoro del pueblo de Dios” por el Papa Juan Pablo II, fue confirmada esta semana por el directorio de la Asociación de Cuasimodistas.

Juan Francisco Martínez, presidente de la asociación, indicó que luego de una reunión con la alcaldesa de Colina, Isabel Valenzuela, determinaron que esta procesión católica se realizará el próximo 24 de abril. 

La edil de la comuna sostuvo que este Cuasimodo “será increíble y tan esperado después de dos años”, además tendrá todas las tradiciones de la localidad: caballos, carro y sacerdotes. Valenzuela, lo califica como una “hermosa fiesta”.

La ceremonia religiosa, considerada la de mayor extensión y masividad en la Región Metropolitana, comenzará a las 07:00 horas, desde la Parroquia Inmaculada Concepción, ubicada en la carretera General San Martín 0201.

“Estamos ansiosos, con ganas, con mucha motivación para poder desarrollarlo de una buena forma”, comentó Martínez.

Asimismo, solicitó a la comunidad colinana a respetar las medidas de precaución para evitar la propagación del virus SARS-CoV-2, debido a que es una de las actividades más importantes de la comuna.

Este año 2022, solo se realizará el Cuasimodo de Colina, por lo que la actividad en Las Canteras – San José y Chacabuco estarán ausentes.

“Vamos a sacar a Cristo a visitar las calles de Colina”, finalizó el presidente de la Agrupación de Cuasimodisas.

La peregrinación de huasos a caballo, escoltan un sacerdote que lleva la comunión a los enfermos que no pueden asistir a misa, se trata de un acto religioso que recorre todas las calles de la comuna cabalgando desde el centro de Colina hasta Peldehue, para luego devolverse y finalizar en una diócesis.

El año 2019 reunió a más de 2.500 feligreses que junto a su característico canto popular y vestimenta de huaso, llevaron el sacramento de la Eucaristía a quienes más lo necesitaban.

“Santo, santo, santo,

Señor dios del universo,

tú que estás en el cielo y en la tierra

y en la majestad de vuestra gloria

Gloria al padre, gloria al hijo, gloria al Espíritu Santo“. CHH